Entre euforia y pesimismo: cómo ha cambiado la retórica mediática sobre la guerra dentro y fuera de Ucrania

Poste de luz en la Plaza Libertad Mariupol 18 de abril de 2022.

 

Galde 44, Udaberria 2024 Primavera. Anna Korbut.-

“Queridos ciudadanos de Ucrania. Lo que escuchamos hoy no son sólo explosiones de misiles, combates y ruido de aviones. Este es el sonido del nuevo Telón de Acero que está cayendo y aislando a Rusia del mundo civilizado. Nuestra tarea nacional es garantizar que este Telón de Acero no corra a lo largo de nuestro territorio sino en Rusia. El ejército ucraniano, nuestros guardias fronterizos, la policía y las fuerzas especiales han repelido los ataques del enemigo”. Estas fueron las primeras frases del discurso que pronunció el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, el primer día de la invasión a gran escala, el 24 de febrero de 2022.

Unos días después, una amiga me llamó para hablar sobre un equipo de protección para los militares que estaba comprando y enviando a Ucrania. Ella estaba volviendo a Kyiv después de recoger el cuerpo de su hermano en una morgue en Mykolayiv, una ciudad portuaria en el sur. Como oficial de las Fuerzas Armadas de Ucrania, estaba luchando contra la invasión rusa alrededor de Nova Kakhovka, una de las direcciones más vulnerables en ese momento, y conocida en todo el mundo desde junio de 2023, cuando los rusos volaron la presa allí (ahora sabemos, frenando la contraofensiva ucraniana allí). Él y muchos de sus compañeros murieron por una bomba guiada rusa en el segundo día de la invasión a gran escala después de defenderse con éxito de una serie de ataques de tanques rusos en tierra.

La comunicación de primera respuesta

Entre estos dos puntos había una realidad en la que muchos, sobre todo fuera de Ucrania, esperaban en gran medida que Ucrania cayera en tres días y, en el mejor de los casos, que se enviaran algunas armas desde Occidente para la resistencia guerrillera. La mayoría de las embajadas occidentales habían evacuado a su personal extranjero poco antes. Una parte de la población de los territorios atacados, incluida la provincia de Kyiv, intentaba huir frenéticamente. Los voluntarios hacían cola para alistarse en las unidades militares o defensa territorial. En este contexto, los dirigentes políticos de Ucrania aplicaron una política de comunicación de emergencia que se centró en una serie de objetivos.

Un objetivo era demostrar que el liderazgo político ucraniano – el Presidente, el Gobierno, los parlamentarios y otros órganos clave – permanecían en el terreno y mantenían el Estado en funcionamiento. Esto destrozó el discurso ruso sobre la caídadel Estado ucraniano, “titere” en la propaganda de Kremlin y puede que en la cabeza de Putin, y demostró, tanto dentro de Ucrania como a nivel internacional, que el Estado legítimo seguía vigente. Además, esto mostró determinación para resistir la agresión rusa.

Otro objetivo era crear una plataforma que ayudaría al gobierno ucraniano a canalizar el flujo de información oficial y verificada hacia la audiencia masiva en el espacio informativo de Ucrania, que es diverso y fragmentado, dominado por las redes sociales. Según una encuesta del otoño de 2022, el 74% de los ucranianos seguían las noticias en redes sociales (Telegram, Facebook, YouTube y Viber), el 42% en medios de comunicación digitales, el 36% en la televisión, y el 11% en la radio. Para ello, el día de la invasión a gran escala, la emisora pública y los canales de televisión más populares lanzaron una transmisión conjunta, el tele maratón “Noticias Unidas”. Los expertos en medios de comunicación en Ucrania han comentado que el tele maratón fue eficiente en la etapa inicial de la guerra a gran escala, pero han criticado su eficiencia y calidad durante el último año. Hoy está desacreditado.

El tercer objetivo fue llegar a la audiencia internacional más amplia posible para estimular el apoyo a Ucrania – incluidas la provisión de armas – y trasladar la urgencia a los políticos occidentales. Forbes Ucrania calculó que Zelensky habló públicamente 563 veces desde el 24 de febrero de 2022, casi una cuarta parte de esa cifra para la audiencia internacional. Sus discursos ante la audiencia internacional alcanzaron su punto máximo a mediados de 2022, con 23 veces en mayo y 29 veces en junio, unos meses antes de las exitosas contraofensivas de Ucrania en el sur (liberación de Jerson ciudad) y el este (liberación de gran parte de la provincia de Járkiv – la ciudad siempre resistió).

Etapa intermedia: simbolismo, memes y trauma de guerra

Esta etapa comenzó aproximadamente con la exitosa respuesta de Ucrania a la ocupación rusa a mediados de 2022 y duró hasta el otoño de 2023. Por un lado, estuvo impulsada por algunas noticias positivas, desde el suministro de armas cada vez más relevantes, con matices, por parte de Occidente hasta los avances militares de Ucrania, los errores y fracasos de Rusia, el regreso de algunos refugiados y la continuación de una apariencia de vida normal después del choque inicial de la guerra a gran escala.

Por otro lado, las noticias diarias incluyeron militares muertos y heridos (a menudo en forma de historias personales y relatos de sus afligidas familias en los medios y las redes sociales), muertes de civiles y niños por bombardeos rusos, descubrimiento de crímenes de guerra rusos en ciudades liberadas y testimonios horrorosos de supervivientes, apagones invernales por la camana de bombardeo rusa y agotamiento por los continuos ataques aéreos nocturnos.

En el espacio mediático, esta realidad se manifestó en varias tendencias. Uno era el simbolismo que reflejaba la resistencia continua. Algunos símbolos surgieron en la comunicación de base, mientras que otros fueron el resultado de comunicaciones del equipo del presidente y de agencias o empresas gubernamentales que desempeñaron un papel crucial en la resistencia, como UkrZaliznytsia (Ferrocarriles de Ucrania – un poco como la Renfe española). Sirvieron como referencias palpables y comprensibles del esfuerzo – principalmente moral – que los ucranianos invertían en su resistencia.

El humor fue otro elemento de la respuesta a la guerra. Los memes sobre tractores que arrancaban tanques rusos abandonados o reclutas rusos mal vestidos capturados como prisioneros de guerra fueron tan populares en parte porque ayudaron a la gente a sentirse más optimista acerca de su realidad. Los avances de Ucrania en el frente contribuyeron a ese optimismo.

Al mismo tiempo, en los medios de comunicación y en las redes sociales iban apareciendo diferentes perspectivas sobre la posición y las decisiones militares y políticos de Ucrania, y testimonios detallados – a menudo críticos – de personas involucradas en los combates. La intención de abstenerse de criticar al gobierno que había prevalecido durante la etapa inicial estaba dando paso a la diversidad de opiniones y críticas que son típicas de la sociedad y el entorno mediático de Ucrania en circunstancias normales.

El intento agotador de Ucrania de romper las defensas rusas en el sur en el otoño de 2023 – después de varios meses de comunicación oficial que lo anunciaba como una expectativa importante – y la cobertura pesimista del mismo en los medios occidentales contribuyeron aún más a la sensación de que las preguntas sin respuesta habían acumulado y la comunicación oficial ya no ofrecía respuestas satisfactorias. De manera similar, aumentaron las críticas al tele maratón de “Noticias Unidas” como un producto mediático de calidad insuficiente, poca interés para la audiencia o cobertura imprecisa de la guerra.

A diferencia de los dirigentes políticos de Rusia, que censuran o reprimen cualquier expresión de descontento o crítica – la misma palabra guerra en cuanto a Ucrania está censurada – los dirigentes de Ucrania tienen que responder a las críticas de una manera u otra. Algunas de sus medidas recientes – desde los esfuerzos por cambiar las políticas de movilización hasta el reemplazo de la dirección del Ministerio de Defensa tras acusaciones de corrupción – han abordado las críticas. Sin embargo, mientras la guerra se está prolongando, afecta tanto la capacidad del Estado para abordar problemas complejos como los estados de ánimo y las percepciones del gobierno en la sociedad.

La etapa post-contraofensiva: malas noticias y la necesidad de contrarrestar el pesimismo

El período posterior al otoño de 2023 se caracteriza principalmente por un empeoramiento del estado de ánimo tanto en Ucrania como a nivel internacional. Hasta cierto punto, esto refleja la realidad objetiva: algunos problemas estructurales en el ejército ucraniano (que pueden ser difíciles de solucionar eficientemente en medio de una guerra a gran escala), retrasos en el suministro de armas y asistencia occidentales (especialmente tendencias políticas en Estados Unidos), y el hecho de que Rusia haya podido mantener su capacidad militar con la ayuda de aliados como Irán o Corea del Norte.

En otra medida, este pesimismo surge de una sensación subjetiva de cansancio que no refleja plenamente el contexto. Pasa por alto la evolución del apoyo que Ucrania y sus aliados han logrado generar en los últimos dos años – al principio inimaginable–, los esfuerzos de muchos actores europeos para aumentar el apoyo en frente de la incertidumbre de Estados Unidos, y el hecho de que los avances militares de Rusia han sido mínimos hasta ahora.

Este contexto representa un desafío para la comunicación oficial tanto para Ucrania como para sus aliados. Por otra parte, apenas cabe esperar avances militares por parte de Ucrania en los próximos meses y, en general, se espera que 2024 sea un año de esfuerzos defensivos por parte de Ucrania. Esto puede añadir titulares y expectativas más sombríos. Lo que podría ayudar a contrarrestar esto dentro de Ucrania es la capacidad de respuesta de los dirigentes políticos ante las críticas constructivas y los problemas estructurales.

La ayuda occidental –especialmente armas– ciertamente ayudaría a elevar la moral. A nivel internacional, un enfoque proactivo –manifestado en esfuerzos removilizados para contrarrestar la agresión de Rusia en varios niveles– sería más constructivo que el pesimismo reactivo.

Anna Korbut. Investigadora ucraniana y editora de Ukraine World en español.

Visited 1 times, 1 visit(s) today

Categorized | Dossier, Política

Protagonistas

Juan Gutiérrez
Cristina Monge
Pedro Arrojo Agudo
Iñaki Gabilondo
Ana Valdivia
Dora María Téllez
Pedro Miguel Etxenike
Marta Cabezas
Tomás Arrieta
Maixabel Lasa
Carlos Berzosa
Esteban Beltrán
Lurdes Imaz
Garbiñe Biurrun
Javier Moreno Luzón
Koldo Martinez
Tomás García Azcárate
Lourdes Oñederra
Mikel Reparaz
Virginijus Sinkevicius
Laia Serra
Gerardo Pisarello
Daniel Raventos
Daniel Innerarity
Yayo Herrero
María Eugenia Rodríguez Palop
Carlos Juárez
Helena Taberna
Pablo J. Martínez Osés
Koldo Unceta
Xabier Aierdi
Aitzpea Goenaga
Javier de Lucas
Ander Bergara
Garbiñe Biurrun
Pedro Santisteve
Marina Garcés
Carod Rovira
María Silvestre
Joao Pedro Stédile
Enrique Villareal "El Drogas"
José Luis Rodríguez García
Adela Asúa
Xabier Rubert de Ventós
Catarina Martins
Iñaki Gabilondo
Alberto Acosta
Victoria Camps
Lluís Torrens
Mario Rodríguez Vargas
Mikel Aizpuru
Marta Macho Stadler
Ramón Sáez Valcárcel
Frédéric Lordon
Xabier Vence
Carmen Gisasola
Paco Etxeberria
Cristina Narbona
Juan Calparsoro
Joaquim Bosch
Idoia Estornés
Iñigo Lamarca
Tarana Karim
Txema Urkijo
Dolores Juliano
Yayo Herrero
José Ignacio Lacasta
Gurutz Jáuregui
Silvia Gil
Ramón Barea
Daniel Cohn-Benditt
Ada Colau
José Manuel Naredo
Anna Freixas
Carlos Beristain
Carlos Berzosa
Manuela Carmena
Gloria Flórez Schneider
Paco Etxeberria
Cristina Narbona
Juan Calparsoro
Idoia Estornés
Iñigo Lamarca
Tarana Karim
Txema Urkijo
Dolores Juliano
Yayo Herrero
José Ignacio Lacasta
Gurutz Jáuregui
Silvia Gil
Ramón Barea
Daniel Cohn-Benditt
Ada Colau
José Manuel Naredo
Anna Freixas
Carlos Beristain
Carlos Berzosa
Manuela Carmena
Gloria Flórez Schneider
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
Sebastião Salgado
"Homenage a Marcel Proust" Marisa Gutierrez Cabriada
Sebastião Salgado
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
Txema García
“LIKE”. Eduardo Nave
Abrazo. Luna a Abdou
Playa del Tarajal, Ceuta
Cientificos-Volcán
La Palma 2021
“LIKE”. Eduardo Nave
Encaramado a la valla de Ceuta
Antonio Sempere
Alfredo Sabat, Argentina
"Lemoniz", Mikel Alonso
Fotografía de José Horna
“JAZZ for TWO”, José Horna
Canción de París
Jose Horna.
Zutik dirauena
Shushi (Karabakh Garaiko errepublika —Artsakh—, 2020/10/08)
Sueños Rotos
República del Alto Karabakh —Artsakh—, 06/10/2020
La larga espera
Shushi (República del Alto Karabakh —Artsakh—, 08/10/2020)
Debekatutako armak
Shushi (Karabakh Garaiko errepublika —Artsakh—, 2020/19/08).
Eugenia Nobati, Argentina
"El mal del país" José Blanco
Txema García
Refugiados sirios: Mujer cocinando
Txema García
Inmigrantes rescatados por salvamento marítimo
"Homenaje a Federico García Lorca" Marisa Gutierrez Cabriada
Irene Singer, Argentina
Sebastião Salgado
Txema García
“JAZZ for TWO”, José Horna
"El origen del mundo" José Blanco
Metro de París
Jose Horna.
Fotografía de José Horna
Txema García
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
Bonill, Ecuador
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
Porteadoras
Sebastião Salgado

Autores