Por una visión territorial del agua y de su gobernanza

 

Galde 43, Negua 2024 Invierno. Iñaki Antiguedad.-

Vivimos una época de incertidumbres múltiples, decimos ser conscientes de la necesidad de gestionar la complejidad de nuestras sociedades, y nos referimos a los nuevos paradigmas como justificación de cambios hacia una sostenibilidad que no llega, probablemente porque no sabemos qué es lo que queremos sostener (el gran enigma). Lo insostenible no termina de irse y lo sostenible no termina de llegar.Hablamos más que actuamos y seguimos alimentando incertidumbres, complejidad …y seguimos investigando en las universidades, con la sensación de que a la administración poco le importa lo que hagamos siempre y cuando no obstaculicemos, desde el conocimiento, el progreso… que profundiza la insostenibilidad.

Se admite que la sostenibilidad se refiere a la capacidad de un sistema para adaptarse al entorno y mantenerse en el tiempo; al entorno actual y al de los escenarios futuros derivados del cambio climático, y del cambio global. Avanzar hacia la sostenibilidad es el mayor reto actual. Decía el secretario general de la ONU en la Cumbre de la Tierra (2002) que para alcanzar la sostenibilidad en el planeta es necesario alcanzarla en todos los lugares, todos, y la sustentaba en la integración de cinco pilares: Agua, Energía, Salud, Agricultura y Biodiversidad.

Respecto al agua, actuar en términos de adaptación supone conocer la dinámica del territorio al que nos debemos adaptar, que es evolutiva en el tiempo y sometida a una enorme dosis de incertidumbre. De hecho, si los futuros escenarios climáticos que se derivan de los Modelos de Circulación General son muy variables, es mucho mayor la variabilidad cuando nos referimos a los escenarios hidrológicos. Es aquí donde el territorio (suelo: naturaleza, usos, gestión) tiene una influencia crucial, marginada con frecuencia en la planificación hidrológica. El manifiesto fundacional de la Nueva Cultura del Agua (1998) lo recoge así: “Organizar la inteligencia colectiva en forma de ordenación territorial con perspectivas de sostenibilidad. Se trata de integrar la gestión del agua en el territorio desde la coherencia del desarrollo sostenible, como nueva columna vertebral de un renovado concepto de Interés General. Agua y Territorio pasan a ser una realidad indisociable”.

Por tanto, una visión CUENCA más allá de la visión CAUCE. En la visión CUENCA se considera el territorio no sólo como receptor de efectos derivados del cambio climático, sino también como causa añadida de los mismos (efectos hidrológicos de la ordenación territorial, afectando la evapotranspiración y la capacidad reguladora de las diferentes partes del territorio: suelo, humedales, acuíferos, bosques, praderas …).Es muy importante considerar esa retroalimentación entre clima y usos del territorio, junto con la propia planificación temporal de los cambios en esos usos (evolución socio-económica, demandas, gobernanza…), con sus incertidumbres asociadas.

La cuenca representa la unidad básica de gestión del territorio, el marco idóneo para la comprensión de la compleja interrelación de los procesos naturales y sociales, con diferente incidencia en las escalas espacial y temporal. El río (1D) es la respuesta, en términos de variación de cantidad y calidad de agua, del conjunto de procesos del sistema cuenca (3D). No hay planificación hidrológica sin planificación integral de la cuenca.

Hace falta un enfoque ecosistémico: una política hidrológica desde la cuenca más que una hidráulica desde el cauce, mirar la cuenca desde el río, desde la cabecera a la desembocadura. Es considerar la cuenca como un continuum y recuperar la continuidad muchas veces perdida, por acumulación en el tiempo de impactos antrópicos, para que el territorio gane en resiliencia: continuidad lateral (entre río y llanura de inundación), longitudinal (entre cabecera y parte baja), vertical (entre río y acuíferos)… y mantenerla en el tiempo (sostenibilidad).

De hecho, el agua no es algo aislado (ura lokarria da, ez hari hutsa), es un conector, no un sector. Es parte esencial de una cadena de compartimentos terrestres que en términos de diferentes directivas podemos establecer como Suelo-Sedimento-Agua-Biota. Por desgracia el Suelo sigue siendo el “paciente olvidado”, que no ha llegado a tener la consideración dada al Agua por su Directiva Marco (2000).

Si el suelo es el término olvidado de la planificación hidrológica, la evapotranspiración (ET) es el término olvidado del balance hídrico. La ET es el término más condicionante del balance hídrico, a pesar del mayor interés dado en la planificación hidrológica a precipitaciones y caudales. En este sentido, resulta lamentable la prácticamente nula consideración hidrológica que en nuestro entorno territorial tiene la política forestal, a pesar del amplio conocimiento científico acumulado en la Hidrología Forestal. Eso lleva a que se dé más importancia a las premisas, no fundamentadas, que a las evidencias, no promocionadas desde la administración forestal. Esto es grave.

Es evidente que no sólo el clima sino también los usos del territorio condicionan la dinámica hidrológica de la cuenca, aunque sea complicado llegar a separar los efectos de ambos factores (el impuesto y el decisional). De todas maneras, se trata de un esfuerzo investigador necesario para su consideración en la gestión hidrológica adaptativa. Hay que tener en cuenta que, atendiendo a las tendencias hidrológicas que vienen del pasado, por tanto confirmadas, y a las derivadas de simulaciones futuras, por modelación climático-hidrológica, son los periodos de caudales bajos (verano y, cada vez más, otoño) los mas preocupantes en los previsibles escenarios hidrológicos futuros de nuestro territorio. Es decir, las “sequías” van a superar a las “inundaciones” como principal riesgo “natural” asociado al agua, tanto en duración temporal como en impacto espacial, y es en estos periodos donde el papel de la cobertera vegetal se hace notar con mayor énfasis (evapotranspiración versus caudal).

Si admitimos que el cambio climático es una realidad no podemos plantear la gestión del agua, ni del territorio, a futuro de forma similar a como se ha hecho hasta ahora.Es más, el cambio climático es, en sí mismo, un cambio cultural, ya que es nuestra cultura desarrollista la que está en el origen de aquél. Más motivo, por tanto, para que a futuro nuestra cultura no sea la que estamos manteniendo.En el necesario cambio de paradigma adquiere cada vez más fuerza el enfoque de gestión conjunta de las tramas territoriales en las que el agua interviene (lotura-hurbilketa; nexus approach). Aunque en nuestro caso es prácticamente desconocido, en Europa es frecuente considerar el nexo Agua-Energía-Agricultura que son tres de los cinco pilares antes citados para asegurar la sostenibilidad.

El enfoque nexus requiere cambios en la gobernanza de los sectores relacionados con el agua. En este sentido, conviene distinguir los conceptos de gobernanza y gestión. La gestión se refiere a las actividades de seguimiento, desarrollo y aplicación de medidas para mantener el estado del recurso hídrico dentro de los límites establecidos. La noción de gobernanza es más amplia, y tiene en cuenta a los distintos agentes territoriales que contribuyen a formular y aplicar la política del agua. La gobernanza establece las normas bajo las que opera la gestión. Y por lo dicho en esta reflexión, la gobernanza del agua debería ser multinivel, con una base municipal-comarcal sólida que, desde la base territorial, asegure la resiliencia del territorio y la población allí instalada. Es desde esa cercanía que se pueden comprender mejor las relaciones entre los aspectos biofísicos y sociales como forma de anticipación. Es dar importancia a la flexibilidad en el proceso de adaptación, en contraposición a la rigidez de las soluciones habituales, demasiado centradas en la tecnificación que aleja a la ciudadanía de la toma de decisiones.

Terminamos con esta reflexión de Del Moral (2003) “el problema se centra en la necesidad de una voluntad política de reconducción de las dinámicas territoriales dominantes. Esto implica el avance en la sociedad y el impulso institucional a nuevos valores y objetivos sociales coherentes con modelos de desarrollo más adaptados a los límites de los recursos”. Reconducción en un mundo cada vez más complejo, con soluciones cada vez más territoriales.

Iñaki Antiguedad (Geología, UPV/EHU)

Visited 2 times, 1 visit(s) today

Atalak | Txostena, Politika

Protagonistak

Juan Gutiérrez
Cristina Monge
Pedro Arrojo Agudo
Iñaki Gabilondo
Ana Valdivia
Dora María Téllez
Pedro Miguel Etxenike
Marta Cabezas
Tomás Arrieta
Maixabel Lasa
Carlos Berzosa
Esteban Beltrán
Lurdes Imaz
Garbiñe Biurrun
Javier Moreno Luzón
Koldo Martinez
Tomás García Azcárate
Lourdes Oñederra
Mikel Reparaz
Virginijus Sinkevicius
Laia Serra
Gerardo Pisarello
Daniel Raventos
Daniel Innerarity
Yayo Herrero
María Eugenia Rodríguez Palop
Carlos Juárez
Helena Taberna
Pablo J. Martínez Osés
Koldo Unceta
Xabier Aierdi
Aitzpea Goenaga
Javier de Lucas
Ander Bergara
Garbiñe Biurrun
Pedro Santisteve
Marina Garcés
Carod Rovira
María Silvestre
Joao Pedro Stédile
Enrique Villareal "El Drogas"
José Luis Rodríguez García
Adela Asúa
Xabier Rubert de Ventós
Catarina Martins
Iñaki Gabilondo
Alberto Acosta
Victoria Camps
Lluís Torrens
Mario Rodríguez Vargas
Mikel Aizpuru
Marta Macho Stadler
Ramón Sáez Valcárcel
Frédéric Lordon
Xabier Vence
Carmen Gisasola
Paco Etxeberria
Cristina Narbona
Juan Calparsoro
Joaquim Bosch
Idoia Estornés
Iñigo Lamarca
Tarana Karim
Txema Urkijo
Dolores Juliano
Yayo Herrero
José Ignacio Lacasta
Gurutz Jáuregui
Silvia Gil
Ramón Barea
Daniel Cohn-Benditt
Ada Colau
José Manuel Naredo
Anna Freixas
Carlos Beristain
Carlos Berzosa
Manuela Carmena
Gloria Flórez Schneider
Paco Etxeberria
Cristina Narbona
Juan Calparsoro
Idoia Estornés
Iñigo Lamarca
Tarana Karim
Txema Urkijo
Dolores Juliano
Yayo Herrero
José Ignacio Lacasta
Gurutz Jáuregui
Silvia Gil
Ramón Barea
Daniel Cohn-Benditt
Ada Colau
José Manuel Naredo
Anna Freixas
Carlos Beristain
Carlos Berzosa
Manuela Carmena
Gloria Flórez Schneider
Sebastião Salgado
Eugenia Nobati, Argentina
Inmigrantes rescatados por salvamento marítimo
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
Debekatutako armak
Shushi (Karabakh Garaiko errepublika —Artsakh—, 2020/19/08).
Metro de París
Jose Horna.
“LIKE”. Eduardo Nave
"Homenage a Marcel Proust" Marisa Gutierrez Cabriada
Bonill, Ecuador
Alfredo Sabat, Argentina
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
Txema García
Fotografía de José Horna
Porteadoras
“JAZZ for TWO”, José Horna
Sebastião Salgado
Canción de París
Jose Horna.
“JAZZ for TWO”, José Horna
Sueños Rotos
República del Alto Karabakh —Artsakh—, 06/10/2020
"El mal del país" José Blanco
Txema García
Fotografía de José Horna
“LIKE”. Eduardo Nave
Abrazo. Luna a Abdou
Playa del Tarajal, Ceuta
Txema García
"El origen del mundo" José Blanco
Txema García
Refugiados sirios: Mujer cocinando
Irene Singer, Argentina
Sebastião Salgado
La larga espera
Shushi (República del Alto Karabakh —Artsakh—, 08/10/2020)
"Homenaje a Federico García Lorca" Marisa Gutierrez Cabriada
Zutik dirauena
Shushi (Karabakh Garaiko errepublika —Artsakh—, 2020/10/08)
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
Txema García
"Lemoniz", Mikel Alonso
Sebastião Salgado
Encaramado a la valla de Ceuta
Antonio Sempere
Cientificos-Volcán
La Palma 2021

Egileak