Renta Básica Incondicional

 

 

La Iniciativa Legislativa Popular por una Renta Básica Incondicional en la Comunidad Autónoma de Euskadi, a las Puertas del Parlamento Vasco

 

Galde 35 negua 2022 invierno. Iñaki Uribarri.-

Toda idea revolucionaria parece suscitar tres etapas de reacción:

1. Es completamente imposible.
2. Es posible, pero no vale la pena hacerlo.
3. Siempre dije que era una buena idea.
     Arthur C. Clarke

Estoy escribiendo este artículo, el 11 de diciembre, es decir, a 26 días para que concluya el plazo de los 4 meses que legalmente nos concedió la Junta Electoral para que iniciásemos la recogida de las 10.000 firmas preceptivas para que la ILP por una RBI en la CAE, tuviese entrada en el Parlamento como proposición de ley. El futuro de nuestra ILP ha de cumplirlos artículos 10 y 11 de la Ley 10/2016, de 30 de junio, reguladora de la iniciativa legislativa popular:

Artículo 10. – Presentación, comprobación y recuento de las firmas

  1. Una vez remitidos los pliegos y archivos informativos a la Junta Electoral de la Comunidad Autónoma, esta procederá a su comprobación y recuento definitivo.
  2. Las firmas que no reúnan los requisitos definitivos exigidos en esta ley serán declaradas inválidas y no serán computadas.
  3. Comprobado el cumplimiento de los requisitos exigidos para la válida presentación de la proposición, La Junta Electoral de la Comunidad Autónoma elevará al Parlamento certificación acreditativa del número de firmas válidas y procederá a destruir los pliegos de firmas que obren en su poder.

Artículo 11. – Tramitación parlamentaria

Recibida por la mesa del Parlamento Vasco la certificación acreditativa de haberse obtenido el número de firmas exigido, se seguirá la tramitación que para las proposiciones de ley se establece en el Reglamento de la Cámara vasca, con la salvedad de que, en este caso, el debate se iniciará con la defensa en pleno de la iniciativa por parte de un representante de la comisión promotora. La comisión promotora, además, podrá comparecer en los trabajos de la ponencia cada vez que lo solicite la mayoría de parlamentarios representados en la misma, según voto ponderado. Además, la comisión promotora podrá participar en la comisión parlamentaria con voz, pero sin voto para fijar la posición de la comisión promotora ante el informe de la ponencia.

Finalmente, un miembro de la comisión promotora podrá participar con voz, pero sin voto en el pleno para fijar la posición final de la misma.

Como el presente artículo tiene mucho de balance de los cuatro meses de recogida de firmas que estamos a punto de concluir, debo centrarme, en cuales han sido los puntos positivos de este periodo, así como los negativos, por supuesto, antes de entrar en especular sobre el futuro que le espera a nuestra ILP y, sobre todo, a la idea de la RBI en Euskadi.

Positivo

Hay dos aspectos positivos incuestionables, porque vienen corroborados por la fuerza objetiva de los números: el primero, es que, a fecha actual ya hemos superado con creces la recogida de más de 10.000 firmas, que cuando las vayamos a entregar, la segunda semana de enero, habrán superado las 20.000; el segundo, es que, hemos alcanzado el objetivo óptimo de la campaña de crowdfunding/mecenazgo, con la captación de 12.000 €, que hemos desarrollado a través de la Plataforma Goteo, y cuya finalidad era la financiación de la campaña de propaganda que la ILP nos está exigiendo.

Entrando un poco más en la experiencia de la recogida de firmas, en la que seguimos inmersos, debemos apuntar los siguientes elementos:

  • La recogida de firmas en papel, en las mesas que estamos poniendo cada semana, en las capitales y pueblos de los tres herrialdes de la CAE, sobre todo en las capitales, ha sido el principal activo que nos ha permitido conseguir superar con creces, las 10.000 firmas obligatorias. Ha resultado un trabajo muy laborioso, en el que hemos contado con unas pocas decenas de personas voluntarias, que han metido muchas horas de calle.
  • Las firmas electrónicas, en las que teníamos depositadas esperanzas sostenidas en visiones idílicas de lo que dan de sí las redes sociales, no van a superar el 15% del total de firmas que esperamos alcanzar.
  • Aunque el trabajo de calle ha sido, como he señalado anteriormente, muy laborioso, ha resultado, no sólo efectivo, sino agradable, en cuanto a la actitud amigable y empática, muy mayoritaria, que hemos observado en las personas que se acercaban a aportarnos su firma. Se trataba, por un lado, de personas que conocían la idea de la RBI y, cuya decisión de firmar ya la habían tomado autónomamente; por otro, de gente cuyo espíritu solidario para apoyar una campaña de recogida de firmas destinadas a que una proposición de ley sobre este tipo de tema, se pudiera discutir en el Parlamento Vasco, era bien acogida.
  • Aparte de la recogida de firmas en papel, llevada a cabo en las mesas de calle, hemos repartido alrededor de 500 cuadernillos (cada uno de ellos permite recoger 73 firmas) entre personas y organizaciones (80 es el número de las organizaciones que se han adherido a apoyar la ILP), las cuales, también, en parte los han distribuido entre sus asociados/as y voluntarios/as, y sobre los que no tenemos una perspectiva clara del resultado práctico que nos vaya a aportar en cuanto a la cosecha de firmas.

Negativo

Hay un par de puntos que consideramos especialmente negativos: el primero, es no haber podido contar con el apoyo a la ILP de ningún sindicato vasco salvo ESK; el segundo, no haber conseguido mayor impacto mediático, en los medios de comunicación. Aunque ambos tienen sus propias razones y su propia dinámica, cuentan con un elemento común, que es: la voluntad de no apoyar, desentenderse, marginar, incluso estar en contra de esta iniciativa (en cada caso habría que escoger el término más apropiado).

Nuestra mayor preocupación es, qué está pasando con sindicatos como ELA, LAB y STEILAS (la actitud de este sindicato ha sido un poco distinta a la de los dos anteriores, puesto que, por lo menos, ha llevado a cabo, entre su afiliación, una cierta difusión de la ILP). El hecho de que deje de lado a CC.OO. y UGT nada tiene que ver con que se pueda entender mal mi consideración sobresi meto a CC.OO. y UGT entre los sindicatos vascos. Evidentemente que sí lo hago. Creo que se debe contar con ambos, siempre que se pueda, en razón de la coincidencia programática y de la convergencia en actitudes resistentes y combativas. Solo que, en su caso, su posición sobre la RBI, ante la que están en contra, es conocida, porque la tienen publicada incluso en documentos congresuales.

ELA, LAB y STEILAS, han decidido y conseguido, hasta el momento, ponerse de perfil frente a la ILP y, también a la RBI. Han adoptado una posición absentista ante un tema que, es difícil de sostener, porque, en el fondo, no querer que se conozca su posición sobre la RBI y sobre la ILP, debe tener alguna base más sólida que la de considerar que resulta una idea bastante intrascendente, como para posicionarse públicamente ante ella. No sé si se sentirán reflejados en la entradilla de Arthur C. Clarke, con la que se abre este artículo, pero lo que sí sé, porque lo veo diariamente en los medios de comunicación de todo tipo de movimientos sociales que pueblan el activismo social de Euskadi, es que, a todos ellos, la RBI les ha llegado a interpelar lo suficiente, como para que haya pasado a ser un tema del que preocuparse, incluso en una dimensión programática, lo cual no es poco decir.

El futuro que está en nuestras manos

¿Qué van a hacer los cinco partidos del arco parlamentario con la ILP? Sobre todo, ¿Qué van a hacer el PNV y el PSE-PSOE que forman gobierno y tienen la mayoría absoluta? Aunque esta parte del artículo, es más de mi cosecha, porque en la Comisión Promotora, de la que formo parte, apenas hemos discutido cómo encarar la continuidad de nuestra campaña de la ILP, una vez que haya entrado en el Parlamento como proposición de ley, voy a lanzar unas cuantas ideas:

  • Es menos importante lo que vayan a hacer cada partido, porque no tenemosinstrumentos para hacerles cambiar su postura, que lo que debemos hacer nosotros y nosotras. Y eso se concreta en dos aspectos: uno, reforzar la campaña de difusión de la ILP, elevando el nivel de su aparición propagandística, centrándolo en ideas que lleguen con facilidad a personas que nos han aportado sus firmas, acudido a nuestras charlas, seguido en las redes sociales…; y, dos, exigir a todos los partidos que no voten en contra de la ILP, aunque no les guste su contenido, porque es cargarse la soberanía legislativa popular mínima en que se soportan las ILP. Que la machaquen luego, a través de enmiendas, pero que permitan su tramitación legal, porque lo contrario es una mascarada democrática.
  • ¿Cómo dar continuidad al trabajo que hasta ahora hemos hecho para llevar la ILP hasta el Parlamento Vasco?

Me resultó chocante la primera vez que alguien llegó a la mesa en la que estaba recogiendo firmas y me preguntó: ¿quién está detrás de esta recogida de firmas? Le expliqué que éramos un agrupamiento de personas individuales, de lo más variopinto, porque teníamos distintas procedencias de voluntariado/activismo social, edad, género, etc. Como era fácil de pillar lo que quería saber con su pregunta, afirme con rotundidad, que, detrás de la ILP no había ningún partido político. Se sintiótranquilizada y firmó.

Esa pregunta, con una u otra formulación, nos la han hecho después en muchas mesasy, siempre hemos respondido lo mismo. Y nos han creído, porque es la verdad, y han firmado.

¿Qué quiero sacar de esta persistenteanécdota? Que la conjunción de personas y organizaciones que venimos trabajando en la ILP, hemos construido un instrumento de reflexión y acción, que debe ir más allá del futuro que le espere a la ILP en el Parlamento Vasco. Y debe hacerlo por varias razones:

  • Porque la lucha por la implantación de una RBI va a continuar tras esta experiencia de ILP. Y, aunque ya sabemos que es muy distinto, montar una plataforma de personas y organizaciones, con un objetivo, como es una ILP, que tiene una fecha de caducidad, pasada la cual, cada uno y cada uno, volveremos a nuestro trosko de movimiento social, u organización del tipo que sea, donde ya tenemos suficiente que hacer, que mantener esas plataformas en el tiempo, hay vías intermedias para reconvertir agrupamientos que han funcionado bien.
  • Si de algo tenemos experiencia en Euskadi es de reconvertir plataformas que se crearon con un objetivo concreto, que funcionaron bieny que buscaron nuevos objetivos sobre los que seguir peleando con estructuras reformadas y flexibles. El movimiento a favor del aborto de finales de los años 1970, fue importante en generar un movimiento feminista potente; de las plataformas de lucha contra la OTAN, de los años ochenta del siglo pasado, nació el nuevo movimiento ecologista, así como el movimiento antimilitarista y el de la insumisión…
  • La RBI necesita contar con algo más que redes como las que ya existen en distintos puntos del Reino de España, sobre todo la Red Renta Básica de Cataluña. Ahora que hemos conseguido una cierta mayor penetración de la idea de la RBI, que hemos desarrollado un extenso trabajo de elaboración, que puede seguir llegando a movimientos sociales, de los que personas concretas se han sumado y han trabajado muy fructíferamente en la campaña de la ILP, sería un error desmontar todo lo construido.
  • Pero no lo sería sólo, desde el punto de vista de aparato organizativo, sino que sería una pérdida enorme desarmar el activo de personas, que aportando sus visiones propias de los movimientos en los que militan, han sido capaces de generar un tipo de reflexiones sobre la RBI, que han resultado muy enriquecedoras. Y si se ha conseguido esto, ha sido gracias a que quienes estamos participando en esta iniciativa de la ILP, hemos sido capaces de abrir la visión de la RBI que teníamos, cada cual, anclada a temas concreto, como el de la pobreza en mi caso, a otros distintos, que no provenían de una reflexión académica, sino más vital, más relacionada con el trabajo de campo de cada quien.

Iñaki Uribarri

(miembro de la Comisión Promotora de la ILP)

Atalak | Politika

Protagonistak

Tomás Arrieta
Maixabel Lasa
Carlos Berzosa
Esteban Beltrán
Lurdes Imaz
Garbiñe Biurrun
Javier Moreno Luzón
Koldo Martinez
Tomás García Azcárate
Lourdes Oñederra
Mikel Reparaz
Virginijus Sinkevicius
Laia Serra
Gerardo Pisarello
Daniel Raventos
Daniel Innerarity
Yayo Herrero
María Eugenia Rodríguez Palop
Carlos Juárez
Helena Taberna
Pablo J. Martínez Osés
Koldo Unceta
Xabier Aierdi
Aitzpea Goenaga
Javier de Lucas
Ander Bergara
Garbiñe Biurrun
Pedro Santisteve
Marina Garcés
Carod Rovira
María Silvestre
Joao Pedro Stédile
Enrique Villareal "El Drogas"
José Luis Rodríguez García
Adela Asúa
Xabier Rubert de Ventós
Catarina Martins
Iñaki Gabilondo
Alberto Acosta
Victoria Camps
Lluís Torrens
Mario Rodríguez Vargas
Mikel Aizpuru
Marta Macho Stadler
Ramón Sáez Valcárcel
Frédéric Lordon
Xabier Vence
Carmen Gisasola
Paco Etxeberria
Cristina Narbona
Juan Calparsoro
Joaquim Bosch
Idoia Estornés
Iñigo Lamarca
Tarana Karim
Txema Urkijo
Dolores Juliano
Yayo Herrero
José Ignacio Lacasta
Gurutz Jáuregui
Silvia Gil
Ramón Barea
Daniel Cohn-Benditt
Ada Colau
José Manuel Naredo
Anna Freixas
Carlos Beristain
Carlos Berzosa
Manuela Carmena
Gloria Flórez Schneider
Paco Etxeberria
Cristina Narbona
Juan Calparsoro
Idoia Estornés
Iñigo Lamarca
Tarana Karim
Txema Urkijo
Dolores Juliano
Yayo Herrero
José Ignacio Lacasta
Gurutz Jáuregui
Silvia Gil
Ramón Barea
Daniel Cohn-Benditt
Ada Colau
José Manuel Naredo
Anna Freixas
Carlos Beristain
Carlos Berzosa
Manuela Carmena
Gloria Flórez Schneider
Maixabel Lasa
Esteban Beltrán
Lurdes Imaz
Garbiñe Biurrun
Javier Moreno Luzón
Koldo Martinez
Tomás García Azcárate
Lourdes Oñederra
Mikel Reparaz
Virginijus Sinkevicius
Laia Serra
Gerardo Pisarello
Daniel Raventos
Daniel Innerarity
Yayo Herrero
María Eugenia Rodríguez Palop
Carlos Juárez
Helena Taberna
Pablo J. Martínez Osés
Koldo Unceta
Xabier Aierdi
Aitzpea Goenaga
Javier de Lucas
Ander Bergara
Garbiñe Biurrun
Pedro Santisteve
Marina Garcés
Carod Rovira
María Silvestre
Joao Pedro Stédile
Enrique Villareal "El Drogas"
José Luis Rodríguez García
Adela Asúa
Xabier Rubert de Ventós
Catarina Martins
Iñaki Gabilondo
Alberto Acosta
Victoria Camps
Lluís Torrens
Mario Rodríguez Vargas
Mikel Aizpuru
Marta Macho Stadler
Ramón Sáez Valcárcel
Frédéric Lordon
Xabier Vence
Carmen Gisasola
Paco Etxeberria
Cristina Narbona
Juan Calparsoro
Joaquim Bosch
Idoia Estornés
Iñigo Lamarca
Tarana Karim
Txema Urkijo
Dolores Juliano
Yayo Herrero
José Ignacio Lacasta
Gurutz Jáuregui
Silvia Gil
Ramón Barea
Daniel Cohn-Benditt
Ada Colau
José Manuel Naredo
Anna Freixas
Carlos Beristain
Carlos Berzosa
Manuela Carmena
Gloria Flórez Schneider
Paco Etxeberria
Cristina Narbona
Juan Calparsoro
Idoia Estornés
Iñigo Lamarca
Tarana Karim
Txema Urkijo
Dolores Juliano
Yayo Herrero
José Ignacio Lacasta
Gurutz Jáuregui
Silvia Gil
Ramón Barea
Daniel Cohn-Benditt
Ada Colau
José Manuel Naredo
Anna Freixas
Carlos Beristain
Carlos Berzosa
Manuela Carmena
Gloria Flórez Schneider
Esteban Beltrán
Lurdes Imaz
Garbiñe Biurrun
Javier Moreno Luzón
Koldo Martinez
Tomás García Azcárate
Lourdes Oñederra
Mikel Reparaz
Virginijus Sinkevicius
Laia Serra
Gerardo Pisarello
Daniel Raventos
Daniel Innerarity
Yayo Herrero
María Eugenia Rodríguez Palop
Carlos Juárez
Helena Taberna
Pablo J. Martínez Osés
Koldo Unceta
Xabier Aierdi
Aitzpea Goenaga
Javier de Lucas
Ander Bergara
Garbiñe Biurrun
Pedro Santisteve
Marina Garcés
Carod Rovira
María Silvestre
Joao Pedro Stédile
Enrique Villareal "El Drogas"
José Luis Rodríguez García
Adela Asúa
Xabier Rubert de Ventós
Catarina Martins
Iñaki Gabilondo
Alberto Acosta
Victoria Camps
Lluís Torrens
Mario Rodríguez Vargas
Mikel Aizpuru
Marta Macho Stadler
Ramón Sáez Valcárcel
Frédéric Lordon
Xabier Vence
Carmen Gisasola
Paco Etxeberria
Cristina Narbona
Juan Calparsoro
Joaquim Bosch
Idoia Estornés
Iñigo Lamarca
Tarana Karim
Txema Urkijo
Dolores Juliano
Yayo Herrero
José Ignacio Lacasta
Gurutz Jáuregui
Silvia Gil
Ramón Barea
Daniel Cohn-Benditt
Ada Colau
José Manuel Naredo
Anna Freixas
Carlos Beristain
Carlos Berzosa
Manuela Carmena
Gloria Flórez Schneider
Paco Etxeberria
Cristina Narbona
Juan Calparsoro
Idoia Estornés
Iñigo Lamarca
Tarana Karim
Txema Urkijo
Dolores Juliano
Yayo Herrero
José Ignacio Lacasta
Gurutz Jáuregui
Silvia Gil
Ramón Barea
Daniel Cohn-Benditt
Ada Colau
José Manuel Naredo
Anna Freixas
Carlos Beristain
Carlos Berzosa
Manuela Carmena
Gloria Flórez Schneider
Irene Singer, Argentina
Fotografía de José Horna
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
Debekatutako armak
Shushi (Karabakh Garaiko errepublika —Artsakh—, 2020/19/08).
"El mal del país" José Blanco
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
Alfredo Sabat, Argentina
“JAZZ for TWO”, José Horna
"El origen del mundo" José Blanco
Metro de París
Jose Horna.
Txema García
Abrazo. Luna a Abdou
Playa del Tarajal, Ceuta
Txema García
Inmigrantes rescatados por salvamento marítimo
Txema García
“LIKE”. Eduardo Nave
Porteadoras
Fotografía de José Horna
Sueños Rotos
República del Alto Karabakh —Artsakh—, 06/10/2020
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
Sebastião Salgado
La larga espera
Shushi (República del Alto Karabakh —Artsakh—, 08/10/2020)
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
"Homenage a Marcel Proust" Marisa Gutierrez Cabriada
Refugiados sirios: Mujer cocinando
Zutik dirauena
Shushi (Karabakh Garaiko errepublika —Artsakh—, 2020/10/08)
Sebastião Salgado
Sebastião Salgado
Sebastião Salgado
Cientificos-Volcán
La Palma 2021
Eugenia Nobati, Argentina
Encaramado a la valla de Ceuta
Antonio Sempere
"Lemoniz", Mikel Alonso
Bonill, Ecuador
"Homenaje a Federico García Lorca" Marisa Gutierrez Cabriada
Canción de París
Jose Horna.
Txema García
Txema García
“LIKE”. Eduardo Nave
“JAZZ for TWO”, José Horna

Egileak