Con luces largas: Perestroika o restauración

 

 

 

. Alberto Surio

 

 

 

 

En el Gobierno de Pedro Sánchez late un pulso por el futuro de la ‘socialdemocracia de izquierdas’ en un contexto europeo amenazado por el populismo ultra

La verdadera batalla cultural que se va a librar será entre el proyecto de Europa y la extrema derecha

Galde 35 negua 2022 invierno. Alberto Surio.-

La salida de Iván Redondo como director de gabinete de la Presidencia del Gobierno en el último reajuste del Ejecutivo de julio ha abierto la caja de Pandora en el equipo que impulsó a Pedro Sánchez a dar la batalla por el liderazgo del Partido Socialista. El ya exasesor del expresidente advierte que desde este cambio en el gabinete se ha puesto en marcha un proceso de ‘giro al aparato’, con un regreso de las inercias más tradicionales y menos aperturistas en el seno del centroizquierda. Es decir, el PSOE más clásico recupera espacios de poder e influencia que había perdido una vez que Sánchez diera la batalla precisamente contra el establishment convencional del partido, que es el que le quiso defenestrar. El ganó las primeras primarias frente a Eduardo Madina en 2014 y las segundas contra Susana Díaz y Patxi López en 2017. Y lo hizo envuelto en la bandera de las bases y con un discurso de izquierda. Pero ahora, una vez que controla el aparato del partido, decide hacer las paces con él y vuelve a viejas dinámicas internas. La política líquida, o gaseosa, lo empapa todo.

Lo que está en juego es precisamente hacia dónde se orienta el socialismo español en la actual coyuntura, con señales de recuperación aún demasiado tímidas, con un horizonte de reactivación económica y de recepción de los fondos europeos que explica determinados mensajes optimistas, pero con algunos problemas de fondo que siguen relativamente intactos. Y es que determinadas espadas de Damocles siguen pendientes. Seguimos dentro del túnel del Covid y la Unión Europea ha fijado ciertas condiciones para confirmar sus ayudas que complican la adopción de determinadas reformas estructurales, tanto en relación con el mercado de trabajo como con el futuro y la sostenibilidad de las pensiones. La conflictividad de los próximos meses puede ser alta y esto augura un camino plagado de dificultades para el Ejecutivo.

Colisión de identidades

Sánchez sacará los Presupuestos con la implicación de sus aliados en la investidura, en especial ERC, el PNV y EH Bildu. Este apoyo le garantiza que la legislatura pueda culminar hasta el 2023, salvo sorpresa inesperada, sin sobresaltos, a la espera de que el tablero catalán no se vuelva a inflamar por algún episodio identitario. Si algo ha conseguido el presidente es debilitar al movimiento independentista a la hora de negociar una hoja de ruta alejada de los parámetros del procés de la última década. La elección del president de la Generalitat, Pere Aragonès, de los Comunes como socio para la aprobación de los Presupuestos marca un punto de inflexión que inicia una reorientación posibilista de la política catalana. los sectores más rupturistas empiezan a perder la batalla interna aunque el futuro no está escrito. Porque el nacionalismo español, muy reactivado en el centroderecha, quiere y necesita la disputa para retroalimentarse. Y el independentismo maximalista también busca el choque. Los más rupturistas necesitan un terreno de juego de colisión de identidades para capitalizar sus posiciones.

En este campo embarrado los sectores más reaccionarios seguirán con su estrategia para intentar desestabilizar al Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos. Las movilizaciones de la patronal del transporte estas Navidades buscan una imagen de caos en las carreteras españolas. El objetivo está inventado hace tiempo y es propiciar un clima de presión en la opinión pública. Es una operación de desgaste de manual. En la historia hay ejemplos bien elocuentes como las protestas de los camioneros en el Chile de Salvador Allende que se convirtieron en una punta de lanza de la oposición al Gobierno de la Unidad Popular en los años 70. Si a eso le añadimos los problemas de distribución de determinadas mercancías, el encarecimiento escandaloso de determinados productos básicos o la subida de la luz, la coctelera está servida en bandeja.

Es en este escenario en el que emerge el dilema ‘Perestroika o restauración’ que Iván Redondo ha acuñado para explicar el temor del presidente Sánchez a acentuar las señas de la socialdemocracia de izquierda con un proyecto basado en un anclaje estratégico de la coalición con Unidas Podemos. Al optar por la ‘restauración’, Sánchez preferiría por refugiarse en el proyecto convencional de Alfredo Pérez Rubalcaba, es decir, una gran versatilidad en la política de pactos pero sin entrar a fondo en determinadas reformas de calado como puede ser la apertura de un debate de fondo sobre la plurinacionalidad de España. El argumento de que sin el concurso de la derecha no es viable abordar la revisión territorial del Estado, aun siendo cierto, se convierte en la excusa perfecta para no tocar ese capítulo, pese a la insistencia de los nacionalismos periféricos y la percepción generalizada de que existe una asignatura pendiente, una Transición inacabada que si no se afronta con audacia y valentía de una vez terminará por enquistarse y por convertirse en un grave problema de convivencia.

El socialismo español tiene la convicción de que la desaparición de Ciudadanos como un partido liberal bisagra al uso deja huérfano un espacio que, aunque puede ser ahora fagocitado por el PP en buena medida, responde a un centro sociológico más afín a la socialdemocracia histórica que a la derecha de siempre. Sobre todo, según su análisis, cuando esta última va a necesitar el concurso activo o pasivo de Vox para llegar al poder y eso será una fuente de contradicciones.

En este contexto ha surgido el nombre propio de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que se va a envolver en la bandera de la socialdemocracia de izquierda, en la del laborismo original del Estado de Bienestar, no en el de la tercera vía de Tony Blair. Díaz busca asentarse al frente de un espacio transversal a la izquierda del PSOE que trascienda las fronteras del proyecto de Podemos y de su alianza con Izquierda Unida, y va a intentar pescar en los caladeros de la ciudadanía con menos de 45 años cansada de las opciones tradicionales. Se convierte en la expresión de una paradoja. Su crecimiento puede debilitar las expectativas de Sánchez en el campo de la izquierda. Pero, a la vez, sin la fuerza y el empuje de Díaz, el candidato socialista tiene muy difícil sumar una alianza para seguir en el poder.

Este escenario coincide con un momento trascendental para la Unión Europea, en donde la llegada del tripartito ‘semáforo’ en Alemania -socialdemócratas con verdes y liberales- abre una nueva etapa y plantea expectativas para los sectores reformistas que ahora reivindican el legado y el talante de la canciller Angela Merkel. La batalla en la UE empieza a decantarse hacia una confrontación entre el europeísmo -como modelo de pacto social, sobre todo- y una ultraderecha rampante, envuelta en la bandera del populismo, que quiere conectar con el malestar y el descontento social y que reniega de la diversidad. Ese va a ser el eje de la polarización ideológica de los próximos tiempos, y no tanto el dilema izquierda-derecha. El perverso discurso identitario de Éric Zemmour ante las elecciones presidenciales francesas de la próxima primavera es un botón elocuente del temporal que se avecina. Una marea identitaria, con banderas soberanistas para ‘recuperar el control’ y el poder’, que propugnan una vuelta al ‘orden viejo’. La victoria del ‘Brexit’ fue el primer capítulo, con sus secuelas de fractura interna irreversible en la sociedad británica en el plano generacional y entre las ciudades y el campo. Reacción en estado puro que tiene el peligro de envenenar de forma tóxica las relaciones políticas y las estrategias de todos los actores. La ‘guerra cultural’ ha empezado a dar ya sus primeros resultados.

Atalak | Politika

Protagonistak

Tomás Arrieta
Maixabel Lasa
Carlos Berzosa
Esteban Beltrán
Lurdes Imaz
Garbiñe Biurrun
Javier Moreno Luzón
Koldo Martinez
Tomás García Azcárate
Lourdes Oñederra
Mikel Reparaz
Virginijus Sinkevicius
Laia Serra
Gerardo Pisarello
Daniel Raventos
Daniel Innerarity
Yayo Herrero
María Eugenia Rodríguez Palop
Carlos Juárez
Helena Taberna
Pablo J. Martínez Osés
Koldo Unceta
Xabier Aierdi
Aitzpea Goenaga
Javier de Lucas
Ander Bergara
Garbiñe Biurrun
Pedro Santisteve
Marina Garcés
Carod Rovira
María Silvestre
Joao Pedro Stédile
Enrique Villareal "El Drogas"
José Luis Rodríguez García
Adela Asúa
Xabier Rubert de Ventós
Catarina Martins
Iñaki Gabilondo
Alberto Acosta
Victoria Camps
Lluís Torrens
Mario Rodríguez Vargas
Mikel Aizpuru
Marta Macho Stadler
Ramón Sáez Valcárcel
Frédéric Lordon
Xabier Vence
Carmen Gisasola
Paco Etxeberria
Cristina Narbona
Juan Calparsoro
Joaquim Bosch
Idoia Estornés
Iñigo Lamarca
Tarana Karim
Txema Urkijo
Dolores Juliano
Yayo Herrero
José Ignacio Lacasta
Gurutz Jáuregui
Silvia Gil
Ramón Barea
Daniel Cohn-Benditt
Ada Colau
José Manuel Naredo
Anna Freixas
Carlos Beristain
Carlos Berzosa
Manuela Carmena
Gloria Flórez Schneider
Paco Etxeberria
Cristina Narbona
Juan Calparsoro
Idoia Estornés
Iñigo Lamarca
Tarana Karim
Txema Urkijo
Dolores Juliano
Yayo Herrero
José Ignacio Lacasta
Gurutz Jáuregui
Silvia Gil
Ramón Barea
Daniel Cohn-Benditt
Ada Colau
José Manuel Naredo
Anna Freixas
Carlos Beristain
Carlos Berzosa
Manuela Carmena
Gloria Flórez Schneider
Maixabel Lasa
Esteban Beltrán
Lurdes Imaz
Garbiñe Biurrun
Javier Moreno Luzón
Koldo Martinez
Tomás García Azcárate
Lourdes Oñederra
Mikel Reparaz
Virginijus Sinkevicius
Laia Serra
Gerardo Pisarello
Daniel Raventos
Daniel Innerarity
Yayo Herrero
María Eugenia Rodríguez Palop
Carlos Juárez
Helena Taberna
Pablo J. Martínez Osés
Koldo Unceta
Xabier Aierdi
Aitzpea Goenaga
Javier de Lucas
Ander Bergara
Garbiñe Biurrun
Pedro Santisteve
Marina Garcés
Carod Rovira
María Silvestre
Joao Pedro Stédile
Enrique Villareal "El Drogas"
José Luis Rodríguez García
Adela Asúa
Xabier Rubert de Ventós
Catarina Martins
Iñaki Gabilondo
Alberto Acosta
Victoria Camps
Lluís Torrens
Mario Rodríguez Vargas
Mikel Aizpuru
Marta Macho Stadler
Ramón Sáez Valcárcel
Frédéric Lordon
Xabier Vence
Carmen Gisasola
Paco Etxeberria
Cristina Narbona
Juan Calparsoro
Joaquim Bosch
Idoia Estornés
Iñigo Lamarca
Tarana Karim
Txema Urkijo
Dolores Juliano
Yayo Herrero
José Ignacio Lacasta
Gurutz Jáuregui
Silvia Gil
Ramón Barea
Daniel Cohn-Benditt
Ada Colau
José Manuel Naredo
Anna Freixas
Carlos Beristain
Carlos Berzosa
Manuela Carmena
Gloria Flórez Schneider
Paco Etxeberria
Cristina Narbona
Juan Calparsoro
Idoia Estornés
Iñigo Lamarca
Tarana Karim
Txema Urkijo
Dolores Juliano
Yayo Herrero
José Ignacio Lacasta
Gurutz Jáuregui
Silvia Gil
Ramón Barea
Daniel Cohn-Benditt
Ada Colau
José Manuel Naredo
Anna Freixas
Carlos Beristain
Carlos Berzosa
Manuela Carmena
Gloria Flórez Schneider
Esteban Beltrán
Lurdes Imaz
Garbiñe Biurrun
Javier Moreno Luzón
Koldo Martinez
Tomás García Azcárate
Lourdes Oñederra
Mikel Reparaz
Virginijus Sinkevicius
Laia Serra
Gerardo Pisarello
Daniel Raventos
Daniel Innerarity
Yayo Herrero
María Eugenia Rodríguez Palop
Carlos Juárez
Helena Taberna
Pablo J. Martínez Osés
Koldo Unceta
Xabier Aierdi
Aitzpea Goenaga
Javier de Lucas
Ander Bergara
Garbiñe Biurrun
Pedro Santisteve
Marina Garcés
Carod Rovira
María Silvestre
Joao Pedro Stédile
Enrique Villareal "El Drogas"
José Luis Rodríguez García
Adela Asúa
Xabier Rubert de Ventós
Catarina Martins
Iñaki Gabilondo
Alberto Acosta
Victoria Camps
Lluís Torrens
Mario Rodríguez Vargas
Mikel Aizpuru
Marta Macho Stadler
Ramón Sáez Valcárcel
Frédéric Lordon
Xabier Vence
Carmen Gisasola
Paco Etxeberria
Cristina Narbona
Juan Calparsoro
Joaquim Bosch
Idoia Estornés
Iñigo Lamarca
Tarana Karim
Txema Urkijo
Dolores Juliano
Yayo Herrero
José Ignacio Lacasta
Gurutz Jáuregui
Silvia Gil
Ramón Barea
Daniel Cohn-Benditt
Ada Colau
José Manuel Naredo
Anna Freixas
Carlos Beristain
Carlos Berzosa
Manuela Carmena
Gloria Flórez Schneider
Paco Etxeberria
Cristina Narbona
Juan Calparsoro
Idoia Estornés
Iñigo Lamarca
Tarana Karim
Txema Urkijo
Dolores Juliano
Yayo Herrero
José Ignacio Lacasta
Gurutz Jáuregui
Silvia Gil
Ramón Barea
Daniel Cohn-Benditt
Ada Colau
José Manuel Naredo
Anna Freixas
Carlos Beristain
Carlos Berzosa
Manuela Carmena
Gloria Flórez Schneider
Sebastião Salgado
Encaramado a la valla de Ceuta
Antonio Sempere
Txema García
"El origen del mundo" José Blanco
Sebastião Salgado
Bonill, Ecuador
“LIKE”. Eduardo Nave
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
Alfredo Sabat, Argentina
Txema García
Inmigrantes rescatados por salvamento marítimo
Metro de París
Jose Horna.
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
Txema García
La larga espera
Shushi (República del Alto Karabakh —Artsakh—, 08/10/2020)
Sebastião Salgado
Irene Singer, Argentina
“JAZZ for TWO”, José Horna
Refugiados sirios: Mujer cocinando
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
"Lemoniz", Mikel Alonso
Txema García
"El mal del país" José Blanco
Sueños Rotos
República del Alto Karabakh —Artsakh—, 06/10/2020
Canción de París
Jose Horna.
Cientificos-Volcán
La Palma 2021
Eugenia Nobati, Argentina
"Homenage a Marcel Proust" Marisa Gutierrez Cabriada
Abrazo. Luna a Abdou
Playa del Tarajal, Ceuta
Zutik dirauena
Shushi (Karabakh Garaiko errepublika —Artsakh—, 2020/10/08)
"Homenaje a Federico García Lorca" Marisa Gutierrez Cabriada
Sebastião Salgado
Fotografía de José Horna
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
Porteadoras
Txema García
Debekatutako armak
Shushi (Karabakh Garaiko errepublika —Artsakh—, 2020/19/08).
“JAZZ for TWO”, José Horna
Fotografía de José Horna
“LIKE”. Eduardo Nave

Egileak