Pacto verde europeo en España: última oportunidad para la reconversión ecológica del país

 

Galde 32 udaberria/2021/primavera.
Fernando Prieto. Dr. en Ecología.
Alvaro Gaertner. Ingeniero físico por la Universidad Carl von Ossietzky Universität Oldenburg de Alemania.
Carlos Alfonso. Geógrafo master en impacto ambiental.
Observatorio Sostenibilidad.

Einstein ya dijo: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. En pleno siglo XXI, saliendo de una pandemia, con un enorme crisis climática, ecológica, económica… y teniendo que reiniciar la sociedad tal y como la conocemos, es cada vez más evidente la necesidad de no seguir haciendo siempre lo mismo. Estamos en una encrucijada, tendemos hacia un futuro más peligroso e insostenible, con graves problemas que se siguen acumulando como la desigualdad, la pérdida de biodiversidad o la emergencia climática que debemos encarar en tan solo los próximos 10 años, pero también podemos apostar, con coraje y valentía, por un futuro sostenible.

Ante la gravedad y urgencia de los problemas, hay que revisar los sistemas para encarar un destino común. Por ello hay que ser extraordinariamente cuidadosos con la finalidad que se vaya a dar a estos fondos para realmente mejorar nuestro futuro que pueden ser una de las últimas oportunidades para la reconversión ecológica del país. Sin embargo, esa discusión de principios, se ha sustraído a la sociedad sin dar ni siquiera la opción para opinar qué se hace con y a quién se da ese dinero.

El Observatorio de la Sostenibilidad ha realizado una pequeña aportación a ese debate con el informe “Reconstruyendo el futuro: Un Green New Deal para España”, donde se analiza el potencial de creación de empleo en España si se aprovechan los 140.000 millones de euros de los fondos de recuperación europeos para inversiones verdes, afrontando la reconstrucción de la economía y el cambio climático.

Los principales resultados del informe señalan que, con las adecuadas políticas de inversión de unos 42.818 millones de euros privados y públicos en inversiones verdes en ámbitos como la energía, el transporte sostenible o la rehabilitación energética,en el plazo de un año se podrían generar 859.000 empleos directos e indirectos, y otros 273.000 inducidos es decir un total de 1,13 millones de empleos.

Esta generación potencial de empleo está relacionada con diferentes planes iniciados por el gobierno y dependerá de las futuras inversiones concretas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático y la Estrategia Estatal de Infraestructura Verde, Conectividad y Restauración Ecológicas. El informe parte de esos planes y de otros informes de organizaciones ciudadanas como Tren 2020 que, a lo largo de los años, se han ido redactando con el objetivo de especificar las medidas que serían necesarias en cada uno de los distintos sectores (energía, movilidad, edificación, agricultura, residuos, etc.) para reducir drásticamente nuestras emisiones de CO2.

De ese análisis se deduce que en el sector energético son necesarias inversiones en mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero, cambiando la regulación de las subastas para la instalación de energías renovables, para espolear la instalación de las mismas. A esos cambios legislativos se deberán sumar en el futuro medidas para facilitar la puesta en marcha de instalaciones de autoconsumo, esto conllevaría mejoras en líneas eléctricas para manejar la volatilidad de las energías renovables y limitar las pérdidas.

En el sector del transporte es necesaria la implantación de los Planes de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), movilizando una inversión pública de 4.000 millones de euros para acelerar las Zonas de Bajas Emisiones, carriles bici, carriles bus o mejoras peatonales. La inversión pública en infraestructuras ferroviarias ascendería a 6.000 millones para llevar un mayor volumen de mercancías al tren desde la carretera y compensar la falta de inversión en Cercanías de las últimas décadas. Estas mejoras permitirían reducir el uso del coche y del avión e incrementar el uso de todas las infraestructuras ferroviarias ya construidas, si se implantan al mismo tiempo mejoras en los servicios y en la financiación general del transporte público.

También es necesario modificar la fiscalidad verde introduciendo, por ejemplo, un impuesto creciente al CO2 emitido por el transporte privado de pasajeros en coche y avión y por el sector residencial de 30 euros por tonelada, cuyos ingresos sean devueltos a la ciudadanía en forma de una Renta Climática, que alcanzaría aproximadamente 90 euros por persona en el primer año.

En el sector de la construcción es fundamental la promoción de la rehabilitación energética de edificios prevista en el PNIEC, implantando un programa similar al del banco público de inversiones alemán KfW que permita rehabilitar el año que viene más de 650.000 viviendas. Por otra parte, es necesario la ecocondicionalidad y que las políticas agrarias relacionadas hagan uso de los eco-esquemas para que pasen a ser una herramienta para la transformación hacia la agricultura regenerativa. También hay que invertir 3.152 millones de euros en infraestructuras de depuración y saneamiento de agua para poder cumplir la legislación europea, con soluciones basadas en la naturaleza, además de incrementar el gasto en mantenimiento de las infraestructuras existentes en 2.500 millones de euros.

Por último, hay que invertir 6.076 millones de euros en el cuidado del territorio y la ejecución de infraestructuras verdes que hagan que nuestros ecosistemas sean resilientes de cara al impacto del cambio climático y que protejan la biodiversidad y la funcionalidad de los ecosistemas. Son inversiones clave también crear empleo en el medio rural para fijar población, proteger la biodiversidad y combatir la erosión y desertificación. En ese ámbito tendría mucho sentido el diseñar el Cinturón Verde Mediterráneo como ejemplo de infraestructura verde creadora de empleo.

Las actuaciones del Green Deal Europeo que son esenciales para aumentar la resiliencia de los ecosistemas del país y la adaptación al cambio climático relacionadas con la gestión forestal sostenible, tienen el potencial de crear hasta 280.000 empleos en diez años, mientras que la agricultura y ganadería extensiva, permitirían crear hasta 150.000 empleos en ese mismo período y la economía circular hasta 160.000 empleos; en total unos 600.000 empleos en esos sectores en una década en un escenario de transformación acelerada de la economía.

También es necesario un cambio en la forma de tomar las decisiones. En este marco parece una buena idea convocar una asamblea ciudadana para encarar estos grandes retos. Esta idea procede de movimientos internacionales como Extinction Rebellion y ya se han desarrollado en países como Francia o Inglaterra.Parece inteligente la creación de esta asamblea por varias razones, por una parte, el actual estado de la democracia, con partidos políticos con sus propias dinámicas, en muchas ocasiones presionados unos intereses antepuestos a las propias recomendaciones de Naciones Unidas.Otra ventaja de esta asamblea ciudadana sería la gran repercusión mediática que puede tener para hablar del futuro y de cómo enfrentarse a él. Las experiencias recientes de las asambleas ciudadanas en Francia y Reino Unido han conseguido un interés mediático importante y han hecho que la sociedad entera se preocupara por la emergencia climática, hecho que no hubiera sido fácil que se produjera de otra manera. Además, la inteligencia colectiva ha proporcionado en los dos casos soluciones muy interesantes para enfrentar la emergencia climática de una forma seria.

Finalmente es necesario el evaluar las políticas ex ante, durante y a posteriori, y diseñar y aplicar un sistema de indicadores y de seguimiento para poder hacer una evaluación de políticas adecuada a la magnitud del reto que tenemos que encarar. No vale con la buena voluntad de nuestros gobernantes, sino que son necesarios marcos de control, de evaluación y finalmente de rendición de cuentas de los que van a pilotar esta gran y puede que última gran oportunidad de este enorme y estratégico gasto en España.

Esta vez no se trata de reconstruir, sino de diseñar un nuevo futuro. Hay que buscar soluciones nuevas a problemas nuevos, y eso no se puede hacer con los de siempre. Upton Sinclair ya dijo: “Es difícil hacer que un hombre entienda algo cuando su salario depende de que no lo entienda”.Las asambleas ciudadanas pueden servir para que estas ayudas se orienten hacia el bien común, no a unas pocas empresas y contribuir a un futuro más sostenible. Tomar medidas contra la emergencia climática o diseñar un nuevo futuro requiere ideas y formas disruptivas con participación directa de la gente.En definitiva, para que los españoles podamos tener una buena vida que a la vez respete los límites ecológicos de nuestro planeta es necesario que la magnífica oportunidad que ofrecen estos fondos europeos sea aprovechada de un modo bien distinto a cómo se han empleado los que se han recibido anteriormente.Es la última oportunidad para hacer la reconversión ecológica en los plazos con los que apremia la crisis climática y además solucionar el creciente problema de la desigualdad. Tomémoslo muy en serio.

Atalak | Txostena, Politika

Txema García
Txema García
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
“JAZZ for TWO”, José Horna
“JAZZ for TWO”, José Horna
Fotografía de José Horna
“LIKE”. Eduardo Nave
"Lemoniz", Mikel Alonso
“LIKE”. Eduardo Nave
Fotografía de José Horna
Sebastião Salgado
Sebastião Salgado
Sebastião Salgado
Txema García
Bonill, Ecuador
"Homenaje a Federico García Lorca" Marisa Gutierrez Cabriada
"El origen del mundo" José Blanco
Inmigrantes rescatados por salvamento marítimo
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
Alfredo Sabat, Argentina
"El mal del país" José Blanco
Txema García
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
Eugenia Nobati, Argentina
Porteadoras
Irene Singer, Argentina
"Homenage a Marcel Proust" Marisa Gutierrez Cabriada
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
Sebastião Salgado
Txema García
Refugiados sirios: Mujer cocinando

Egileak