Feminismo: Alianzas rebeldes

 

Galde 34, udazkena/2021/otoño. Clara Serra Cristina Garaizabal, Paloma Uría, Mirian Solá.-

Alianzas rebeldes[1]

Durante los últimos años el feminismo ha cobrado cada vez más presencia; los análisis de género han llegado a las redacciones de muchos diarios y revistas, se han multiplicado los libros que las editoriales publican sobre el tema, las mujeres han avanzado posiciones en los partidos políticos y hoy existe de nuevo en España un Ministerio de Igualdad. Sin embargo, al mismo tiempo, el feminismo está en la actualidad atravesado por enfrentamientos enconados. Los últimos años se han exacerbado las lógicas identitarias dentro del conjunto de la izquierda y el feminismo no está consiguiendo ser una excepción. Después de un periodo de crecimiento exponencial el feminismo parece albergar no sólo un conjunto de demandas o intereses que parecen irreconciliables, sino que en su interior se dan unos enfrentamientos especialmente violentos y amargos. Proliferan las identidades fuertes y la búsqueda de un sujeto del feminismo con fronteras nítidas y en guerra con otros sujetos políticos. (…)

Quienes participamos en este libro compartimos muchas de las reivindicaciones que el movimiento feminista ha venido planteando en los últimos cuarenta años; sin embargo, no todas y no siempre nos sentimos representadas por las posiciones que el feminismo hegemónico defiende. Este libro es una apuesta decidida por la pluralidad, (…)

Respetar las distintas posiciones en el feminismo y no necesitar expulsarlas no quiere decir renunciar a discutirlas. Las voces que escriben estos textos no eluden contrastar y debatir, no renuncian a tomar partido y a comprometerse. El resultado es un conjunto de textos que demuestran que la pluralidad es una fortaleza y que es justamente la homogeneidad impuesta – esa artificiosa unidad del feminismo que siempre ha tenido sus ganadoras y sus excluidas– la que más puede debilitar los objetivos feministas con los que tantas personas estamos comprometidas.(…) Las diferencias van a permanecer y los debates pueden enriquecer las ideas y las acciones; es en el marco de la acción política – que asume el conflicto y aborda los desacuerdos– donde podremos encontrarnos. (…)

Otra de las grandes apuestas de este libro es la crítica al poder punitivo y por eso estas páginas dan espacio a las voces que estos últimos años se han manifestado contra la incorporación por parte de algunos feminismos de las lógicas del castigo. (…) Si el feminismo quiere transformar el poder no podrá hacerlo reproduciendo las formas patriarcales del poder. Este libro defiende la transformación social como nuestra gran tarea. Lo hace desde la convicción de que para combatir las violencias que se ejercen sobre las personas en razón de su género u orientación sexual, es necesario no centrarse en el castigo de las conductas individuales sino en la prevención, la educación, la lucha ideológica y el combate de las condiciones estructurales. Apostar por la transformación social y la justicia, y no por la venganza y el castigo, supone hacerse cargo de algo que nos han enseñado los análisis feministas: las violencias tienen un origen social, cultural y estructural y no podrán ser erradicadas a través de un sistema penal que solo puede individualizar sus causas y es incapaz de enfrentar las estructuras que las reproducen. (…)

La importancia de las cuestiones relativas a la violencia sexual genera también una proliferación de discursos centrados en el peligro que supone el sexo para las mujeres y que reintroducen viejos moralismos patriarcales y formas de recortar la libertad sexual. (…) Las autoras que en este libro toman la palabra para hablar de la sexualidad quieren defender que no hay nada denigrante en el cuerpo de las personas, que no hay nada inmoral en el deseo, ni en sentirlo ni en hacerlo sentir… Para combatir los viejos estereotipos patriarcales y ampliar la libertad sexual de las mujeres debemos reclamar educación sexual y potenciar una cultura y un pensamiento críticos, porque esa es la mejor forma de defender la dignidad de las personas y la libertad de sus prácticas sexuales, basadas siempre en la elección, el acuerdo y el consentimiento.

En su conjunto este libro quiere impugnar una perspectiva sin duda hegemónica en las izquierdas en la actualidad: las luchas políticas basadas en la identidad…Es esa premisa, una vez asumida, la que genera la búsqueda dogmática de la autenticidad y la pureza de las «mujeres de verdad». Quizás es más necesario que nunca recordar hoy que muchos feminismos críticos han puesto en duda que el feminismo deba ser un movimiento identidario basado en el sexo biológico o en una supuesta identidad femenina. Las mujeres somos diversas tanto por lo que respecta a la percepción de nuestra identidad personal como a nuestra situación social, con diferencias muy profundas. (…) El feminismo que se defiende en este libro tiene como objetivo el combate contra todas las injusticias y discriminaciones derivadas de la existencia de obligaciones y sanciones hacia hombres y hacia mujeres y entiende que son muchas las personas (no solamente las mujeres) que se ven afectadas por el patriarcado, sus mandatos y sus imposiciones. Pero es, además, un feminismo que apuesta por reunir a todas y a todos los que, más allá de nuestras identidades, nuestros cuerpos y nuestros agravios, queremos cambiar nuestra sociedad y sus desigualdades. Parece, sin duda, una rebeldía aspirar a esas alianzas, pero este libro quiere trabajar por un feminismo amplio, plural y mestizo más allá de la identidad. (…)

Por último, hay en estas páginas una apuesta por combatir las grandes desigualdades económicas y estructurales que nos atraviesan a todos y a todas, por defender sin tibiezas los derechos de las personas más golpeadas por la pobreza y la precariedad, así como por las fronteras y el racismo institucional. (…) Forma parte de los objetivos de un feminismo transformador responder a la situación de discriminación laboral, de explotación y de pobreza a la que se ven sometidas tantas personas, especialmente tantas mujeres. …. Contra el aumento de las desigualdades económicas y sociales que han generado las recurrentes crisis del capitalismo financiero, este libro defiende un feminismo en combate contra todas las formas de exclusión y discriminación y, por tanto, en alianza con las mujeres con vidas más precarias, como las trabajadoras de cuidados, como las migrantes, como las trabajadoras sexuales. Este libro defiende sin excusas sus derechos, empezando por su derecho a hablar y a tomar la voz en el feminismo. (…)

Pero es también, un homenaje a una genealogía que nos precede. Queremos defender a dónde vamos pero visibilizar también de dónde venimos. Alianzas y genealogías podrían ser las dos caras de una misma moneda, porque la forma en la que leemos el pasado determina cómo nos situamos en el presente y qué formas de organización proyectamos hacia al futuro. De ahí la importancia de lecturas críticas que cuestionen la recepción de determinadas narrativas excluyentes y de configurar memorias propias que nos conecten, fortalezcan nuestras alianzas y activen nuestras luchas. Es clave visibilizar la historia de la participación de las personas trans en el feminismo español, así como trazar recorridos históricos que muestran que las lesbianas o las trabajadoras sexuales han formado parte esencial del activismo feminista desde prácticamente sus inicios, o que las mujeres trans en las últimas décadas han sido acogidas en las diferentes jornadas estatales, en infinidad de encuentros y colectivos locales. (…) Algunas de las personas que intervienen en este libro forman parte de ese pasado que reivindicamos y hacemos nuestro para crear nuestro presente.

Somos muchas las y los feministas que en estos cuarenta años hemos cuestionado que el feminismo sea una lucha identitaria sólo de las mujeres, que apostamos por seguir construyendo un movimiento que no esté basado en el sexo biológico ni en la guerra con otros sujetos políticos. Y, aunque parezca una rebeldía en tiempos de identidades fuertes, este libro es sobre todo un alegato a favor de un movimiento para todas y todos los que queremos transformar las desigualdades en una lucha feminista común desde la suma, la confluencia, la fuerza colectiva y las alianzas.

Clara Serra, Cristina Garaizabal, Paloma Uría y Miriam Solá

  1. Fragmentos de la “Introducción” a cargo de las editoras del libro
    Alianzas rebeldes. Un feminismo más allá de la identidad (Barcelona, Bellaterra, 2021).
    Agradecemos a las autoras y a la editorial la posibilidad de su reproducción.

Atalak | Libros, Politika

Bonill, Ecuador
"Homenage a Marcel Proust" Marisa Gutierrez Cabriada
Sebastião Salgado
Refugiados sirios: Mujer cocinando
Porteadoras
Eugenia Nobati, Argentina
Sebastião Salgado
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
Txema García
“JAZZ for TWO”, José Horna
Fotografía de José Horna
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
Txema García
"El mal del país" José Blanco
Inmigrantes rescatados por salvamento marítimo
"El origen del mundo" José Blanco
“LIKE”. Eduardo Nave
Sebastião Salgado
Alfredo Sabat, Argentina
Txema García
Irene Singer, Argentina
Txema García
Sebastião Salgado
Fotografía de José Horna
"Homenaje a Federico García Lorca" Marisa Gutierrez Cabriada
“JAZZ for TWO”, José Horna
"Lemoniz", Mikel Alonso
Txema García
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
“LIKE”. Eduardo Nave

Egileak