Los costes de la energía eléctrica

Energ

(Galde 10, Udaberria 2015 Primavera). Teresa Aramburu. El objetivo de cualquier sistema de suministro eléctrico debería ser cubrir las necesidades energéticas que presenta cada comunidad, y los poderes públicos incidir para que, desde criterios de sostenibilidad, el ahorro y la eficiencia energética fueran eje fundamental de su vertebración. El sistema de suministro eléctrico lo vienen a conformar todos los agentes participantes, así como las infraestructuras necesarias para el funcionamiento integral como sistema y se vienen identificando o agrupando en cuatro tipo de actividades:

La generación, actividad  desarrollada por el conjunto las plantas y centros de producción de energía eléctrica. Estas instalaciones utilizan diferentes fuentes energéticas. Las más extendidas y contaminantes se basan en recursos fósiles, tales como el carbón, el petróleo o el gas natural; basadas también en un recurso no renovable como es el uranio están las centrales nucleares de fisión. Otro segundo bloque de fuentes de producción energética los constituyen las energías renovables. La más tradicional es la energía hidráulica, generada  mediante embalse. La energía eólica y la fotovoltaica son fuentes desarrolladas principalmente en la última década, existiendo otras fuentes con un proceso de implantación más incipiente como son las centrales termosolares, las térmicas de biomasa, la mareomotriz, la energía de las olas o la geotermia. El aprovechamiento adicional de otros procesos como la cogeneración o el tratamiento de residuos son también fuentes de generación de electricidad.

El transporte: una vez generada la electricidad, se transforma para ser transportada por las líneas de alta tensión, que son propiedad de la Red Eléctrica Española (REE). Esta energía es la que llega a las subestaciones transformadoras.

La distribución: Ya cerca del lugar de consumo, ahora por cables de media y baja tensión, se hace llegar la electricidad a cada consumidor. Estas instalaciones de transporte son propiedad de las empresas distribuidoras.

La comercialización y consumo: Las empresa que dan el servicio y facturan se conocen como “las comercializadoras”. Son quienes se encargan  de comprar la energía en los mercados mayoristas de electricidad. Cada cual puede contratar el suministro eléctrico para su hogar o actividad económica con la comercializadora que quiera, pudiéndose cambiar de empresa según conveniencia o criterios de contratación, como viene ocurriendo en la actualidad cuando se opta por contratar los servicios a cooperativas de consumo energético que apuestan por energía producida mediante fuentes renovables. La empresa distribuidora de la zona geográfica donde llegue el suministro eléctrico no se puede cambiar u optar.

La principal característica de un sistema eléctrico es que la cantidad de electricidad que se genera y consume debe ser exactamente igual en cada instante y de ahí deviene la importancia de su planificación y regulación, incluyendo medidas de gestión de la demanda y la necesaria implementación de políticas de ahorro y eficiencia. Sin embargo, con la aprobación en 1997 de la Ley del Sector Eléctrico, se inicia un proceso de liberalización que viene a eliminar la noción de suministro eléctrico como servicio público, liberalizando la capacidad de instalación y los precios de la electricidad.

Siendo los consumidores finales quienes deben sufragar los costos del sistema, la principal característica de la actual contratación es que el coste del kilovatio-hora engloba dos componentes que se obtienen por separado, la componente regulada y la parte variable o de mercado.

La componente regulada, orientada a cubrir los costes necesarios para el funcionamiento del sistema eléctrico, además de la propia generación, engloba, -amén de los costes de transporte, distribución y los derivados de las estructuras de control y seguridad como Red Eléctrica Española (REE) o la Comisión Nacional de Energía (CNE)-, una ingente y compleja variedad de costes asociados a diversas cuestiones, como pueden ser:

Las primas a la energía de régimen especial (fundamentalmente renovables) 1

Las primas a la industria del carbón, fuertemente criticadas por subvencionar la fuente de generación eléctrica con mayor emisión de CO2  por kWh generado.

Los costes asociados a la moratoria nuclear 2, el almacenamiento y tratamiento de los residuos nucleares, así como el mantenimiento de stock de combustible nuclear para asegurar el suministro a las centrales en caso de problemas de abastecimiento, al ser un material importado en su totalidad desde diferentes países.

Los costes asociados al déficit de tarifa que se genera cada año cuando los ingresos del sistema eléctrico son inferiores a los costes del mismo y que se viene acumulando año tras año desde el inicio del proceso de liberalización del mercado eléctrico. En este sentido, debemos tener en cuenta que el coste de la energía se ha venido manteniendo artificialmente bajo con el fin de controlar la inflación y mejorar la competitividad de la industria española. Sin embargo, el aumento de la inflación y la pérdida de competitividad de las empresas españolas energéticamente intensivas solo se han postergado unos cuantos años. En 2009 la deuda acumulada ya superaba los 20.000 millones de euros, habiéndose pagado hasta esa misma fecha tan sólo 4.991 millones de euros.

El coste variable del precio de la electricidad viene determinado por los actuales mecanismos de mercado establecidos entre empresas productoras de electricidad y comercializadoras y consumidores directos en un mercado mayorista. Existe un mercado diario (cada día hay 24 subastas, una por cada hora, con precios distintos). El objetivo de este mercado diario es el definir el precio y las cantidades de energía que las empresas productoras van a verter a la red eléctrica y que la demanda de consumo va a absorber de ella durante una determinada hora. En el coste final intervienen también otros mercados reguladores y de ajuste del programa y precio alcanzado en ese mercado diario.

La suma de la cuota fija determinada por el Gobierno, que es la que cubre la distribución y transporte, pagos por capacidad, transición a la competencia, carbón, residuos nucleares… mas el precio variable según las subastas, es lo que viene a configurar la factura que se paga como consumidor final. La componente fija de la tarifa viene a representar la mitad de lo que pagamos en nuestras facturas de luz, por término medio. Pero esta parte fija del recibo, el Gobierno la sigue subiendo, con independencia del consumo medido por el contador. El efecto es el más irracional posible: aun consumiendo menos que antes, podemos llegar a pagar más.

Actualmente, para establecer el precio que las comercializadoras de electricidad aplican a sus clientes hay libertad. Será la tarifa que acuerden ambas partes. Pero está ocurriendo que una  gran mayoría de las personas no entiende la factura de la electricidad que tiene contratada. Cada vez se tiene menos idea del destino de cada euro que se paga. Eso, el que tiene la suerte de poder pagarlo, pues el número de personas que tienen problemas para mantener su hogar a la temperatura adecuada sigue incrementándose. En la CAPV, en 2014 alcanzó la cifra de 237.526  personas y la población afectada por cortes de suministro de servicios en el hogar (incluyendo agua, luz o teléfono) en este mismo año fue de 38.255. Hablamos de pobreza energética.

EnerBombiEoli

Quizás puede quedar meridianamente claro que una parte de lo que pagamos corresponde a la potencia contratada, que viene a ser la cuota fija, y otra parte variable, según el consumo eléctrico realizado en el periodo facturado. Pero no se trata de saber que hay un término fijo (que depende solo de la potencia contratada) y uno variable (tanto mayor cuanto más se consume), sino del destino de cada céntimo de euro que se paga. Se puede decir que eso es actualmente imposible. Además, se están instalando, a costa del bolsillo de cada domicilio, los nuevos contadores, que las empresas distribuidoras llaman inteligentes, y lo son; pero en una sola dirección: las compañías saben a cada segundo de los hábitos de las personas que habitan cada casa a través de las cifras de consumo; pero quienes habitan en cada casa tienen vedado el acceso a esa información y por tanto no se puede saber en qué franja horaria puede resultar más barato usar los electrodomésticos.

Algo pasa en el sistema eléctrico cuando la tarifa eléctrica ha subido un 80 por ciento desde el año 2004, empobreciendo aún más las economías domésticas  y dificultando la supervivencia de muchas empresas y, sin embargo, el déficit de tarifa eléctrico se ha ido acumulando en los últimos años hasta alcanzar un saldo total de más de 20.000 millones de euros, y ello a pesar de que se paga actualmente por la electricidad uno de los precios más altos del continente. Como plantean desde la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, es preciso realizar una minuciosa auditoría económica y social de todos los costes que se imputan a la tarifa eléctrica, así como los criterios que determinan los precios por kwh que se establecen en las distintas tarifas eléctricas vigentes. Auditoría que además debería partir del análisis completo de los ingresos que, por todos los conceptos, han venido percibiendo las compañías eléctricas al menos desde la reforma del sector eléctrico del año 1997.

Notes:

  1. La normativa de primas a la energía solar fotovoltaica ha sido discutida y considerada poco acertada por la picaresca y falta de control existente.
  2. Hasta 2012 se ha pagado a las empresas en concepto de moratoria nuclear 3.440 millones de euros. Desde 1997 la moratoria dejó de estar presente y las empresas que quieran pueden construir centrales nucleares.
Txema García
Txema García
Txema García
Txema García
Txema García
Sebastião Salgado
Sebastião Salgado
Sebastião Salgado
Sebastião Salgado
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
"Homenage a Marcel Proust" Marisa Gutierrez Cabriada
"Homenaje a Federico García Lorca" Marisa Gutierrez Cabriada
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
“JAZZ for TWO”, José Horna
“JAZZ for TWO”, José Horna
"El origen del mundo" José Blanco
"El mal del país" José Blanco
Fotografía de José Horna
Fotografía de José Horna
"Lemoniz", Mikel Alonso

Autores