Eurasianismo en el contexto del siglo 21

EuroaPutin-Portal-Conservador-eurasianismo-1024x576dugin

(Galde 14, primavera 2016). Leonid Savin, es politólogo ruso. Eurasianismo en el contexto del siglo 211

La ideología eurasianista ha sufrido una serie de cambios en los últimos 20 años. Tras que Nursultan Nazarbayev, basándose en un enfoque eurasianista, propusiera la formación de una nueva unión, fundamentada en nuevos principios, que sucediera a la URSS no pasaron muchos años antes de que estas ideas comenzaron a implementarse en la práctica estatal rusa. Dos fechas marcan esa evolución.El 1 de enero de, 2010 la Unión Aduanera de Rusia, Bielorrusia y Kazajstán comienza a funcionary el 1 de enero, 2015, cuando la Unión Económica Euroasiática (UEE) oficialmente echa a andar. Sin embargo, además de los problemas de la unificación de los marcos legales y la defensa de los intereses de los ciudadanos de cada uno de los países de la UEE, existe una línea de filosofía política que, a pesar de mantenerse al margen de las actividades políticas oficiales, influye en la toma de decisiones y en el progreso de los debates académicos y públicos de una manera u otra.

En este artículo vamos a tratar de delinear algunas de las posibles derivadas del futuro desarrollo del proyecto de la Unión Euroasiática centrándonos en una serie de aspectos mínimos necesarios para el funcionamiento de una gran asociación estatal o intergubernamental. Estos incluyen cuestiones que van desde la teoría política y la economía hasta replantear el orden mundial y la estrategia de defensa.

Eurassia

¿Qué estructura? La cuestión de las formas de gobernanza (o co-gobernanza) y los mecanismos para la toma de decisiones surge inmediatamente. ¿Se creará un Parlamento Euroasíatico o el poder legislativo se delega a una asamblea interparlamentaria de la Unión Euroasiática? ¿Es el modelo del Parlamento Europeo adecuado en esta situación o hay la posibilidad de crear una estructura más flexible y sensible a los intereses de los pueblos de la Unión Euroasiática? ¿Seránl a legislación policéntrica o el conciativismo aceptados como herramientas para la solución de los problemas socio-políticos y económicos? ¿Seguirá siendo la economía la fuerza motriz de la locomotora de Unión Euroasiática o habrá razones más profundas para su consolidación geopolítica (como dijo Aristóteles: el todo es mayor que la suma de sus partes)?

En el momento actual, la Unión Económica Euroasiática prácticamente funciona en el formato de unión aduanera. Nuevos elementos, la defensa por ejemplo, no se han incorporado por razones subjetivas y objetivas.

Los filósofos antiguos creían que el Estado es la forma más alta de la creatividad humana. Si esto es así, entonces una unificación de estados con las políticas internas y externas cuidadosamente diseñadas, y un sistema de equilibrios y salvaguardasfrente a las amenazas externas, sería la forma más alta de todas. Sin embargo, un componente espiritual, una ideología, debe existir por encima de las construcciones políticas cotidianas. En nuestra opinión, ideocracia, que se caracteriza por una visión del mundo común y la voluntad de las élites gobernantes de servir a una idea común y un regente que representa “el beneficio de todos los pueblos que habitan este mundo autárquico especial” debe convertirse en el sistema político de gobierno de la Unión Euroasiática. Por desgracia, esta tesis es pura teoríapara la nomenclatura gobernante actual. La preparación de una nueva élite es una tarea relevante hoy en día.

El destino geográfico. ¿Qué es Eurasia? Aunque Eduard Suess utiliza esta palabra en su obra fundamental “La faz de la tierra” en la que apunta a la arbitrariedad de las fronteras entre Europa y Asia, es estrictamente necesario tener en cuenta la escuela de pensamiento eurasianista clásica desde Petr Savitsky a Lev Gumilev, ya que no podemos construir las bases teóricas de una realidad política sólida en un contexto puramente geográfico. Tomando esto como base, descubrimos que los eurasianistas utilizan este término en un sentido excluyente. Eurasia es un mundo especial, no la mera totalidad de Europa y Asia. Vale la pena señalar que son seguidores de los puntos de vista eslavófilos del lingüista, etnólogo y geógrafo Vladimir Lamansky, que fue el primero en sugerir que el Viejo Mundo no estaba dividido en dos, sino en tres continentes -Europa, Asia y Rusia o el “Tierra Media” formada por Europa del este y por Asia del Norte-. sobre la base de datos geográficos y lingüísticas. En este caso se trata de una fusión de culturas y pueblos que habitan este espacio que no” encajan “en los márgenes de europeos y asiáticos de Eurasia.

La nueva configuración política no será una recreación de la Unión Soviética o el Imperio ruso. Asimismo, no será semejante a la Unión Europea, donde los países están divididos según diferencias lingüísticas, administrativas y, en algunos casos, de moneda, sino que más bien se unirán sobre la base de la administración político-económica. Debido al hecho de que varios de los estados de nuestra futura unión tiene su propio idioma, no va a ser similar a los proyectos de integración de América Latina. Por otro lado, en este proceso no hay sólo una continuación de un pasado común, sino también las raíces culturales y lingüísticas comunes que permitió a los eurasianistas hablar de una unión lingüística. Por ejemplo, la designación del espacio común de correlación suave de Roman Jakobson prácticamente coincide con las fronteras de la URSS, con la excepción del Lejano Oriente. Y Lev Gumilev señaló la complementariedad de los pueblos turcos, eslavos, y ugrofineses que habitan en Eurasia sobre las sierras que van desde el Hindu Kusha Tian-Shan.

Pero, ante todo, hay que mirar a la masa eurasiática desde una perspectiva global.

En sus ambiciones imperialistas, los geopolíticos anglosajones hablan del Viejo Mundo y la continuidad de la cultura política de Europa occidental, mientras que olvidan la imagen holística del mundo. El eje geográfico de la historia, así como la Tierra Media (Heartland), se encuentran en Rusia. Pero, como con cualquier organismo geográfico, esta Heartland no estaría completa sin otros elementos vitales. Por lo tanto, Kazajstán es la parte más vulnerable de Eurasia que ofrece acceso a los otros países de Asia Central, como a China y Rusia, que representa Innerland, o la Tierra Interna de Eurasia. En Occidente, la Rusia Blanca y Ucrania son la extremidad lógica del espacio cultural y geográfico de Eurasia. que termina en la frontera de las montañas de los Cárpatos y en la isoterma de enero.Se deduce que Ucrania es un eslabón importante para la Unión Euroasiática y la amarga lucha de los EE.UU. y de Occidente por esta república tiene implicaciones geopolíticas evidentes ya que la Unión euroasiática no estaría completa sin Ucrania.

Mientras tanto, la Unión Euroasiática es un puente entre Occidente y Oriente. Económicamente hablando, se trata de una línea de comunicación importante entre gigantes políticos tales como la Unión Europea y China. En relación con la ampliación de la zona aduanera unificada desde los pantanos de Masuria en el norte y la cuenca del Mar Caspio-Negro en el Sur, por un lado a Zungaria por el otro, y la posibilidad de crear un potente corredor de transporte es de gran interés para Pekín. Por ejemplo, en la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghai de 2015, los líderes de Rusia y China discutieron una posible síntesis de la UEE y el proyecto Ruta de la Seda de China.

Aunque China, como actor autosuficiente, se encuentra fuera del esquema clásico de eurasianismo (India y la Asia del Pacífico lo están), esta cooperación es aceptable y, en algunos casos, incluso necesarias desde el punto de vista del neo-eurasianismo.

eurasia2

Más allá del marco clásico del eurasianismo. Las principales tesis para repensar el eurasianismo clásico se establecieron después de la caída de la URSS por Nursultan Nazarbayev, presidente de Kazajstán, y el investigador y geopolítico ruso Alexander Duguin. Se acercaron a este tema desde diferentes ángulos, pero sus concepciones se pueden combinar de manera adecuada y se complementan entre sí. N. Nazarbayev abogó por el eurasianismo desde la perspectiva de un estadista y para preservar la continuidad de la Unión. De acuerdo con su plan, una nueva unión tendría de sercapaz de superar las discordias inherentes a las doctrinas del bolchevismo, del marxismo-leninismo y del sistema soviético, manteniendo al mismo tiempo los lazos económicos entre las repúblicas. Su propuesta cayó en el olvido durante muchos años debido a una serie de razones que van desde los conflictos en las diferentes repúblicas hasta la orientación errónea del sistema liberal-capitalista impuesto por los actores estatales y no estatales, tales como el FMI y el Banco Mundial.

El proyecto de neo-eurasianismo de Alexander Duguin apareció como una doctrina geopolítica de gran escala que va más allá del alcance de las fronteras geográficas convencionales. Duguin señaló que “eurasianistas no son sólo los representantes de los pueblos que habitan el continente de Eurasia. Eurasianistas son todas aquellas personalidades libres y creativas que reconocen el valor de la tradición, incluyendo los representantes de las regiones que pertenecen objetivamente al atlantismo. “

Por lo tanto, la formación de la Unión Euroasiática, junto con otros procesos de integración en otras partes del mundo representaría un movimiento hacia la creación de un mundo multipolar (policéntrico). Cuanto antes de que se cree la Unión Euroasiática, significa que los estados que la componen, así como otros países que contribuyen a crear un nuevo orden mundial, más rápido serán capaces de salir la influencia de los EE.UU. sea directa (poder duro) o indirecta (poder blando).

La creación de una potencia eurasiática haría difícil a las fuerzas extranjeras, y en primer lugar los EE.UU., establecer núcleos de control en la forma de bases militares o estados satélites. Aunque la presencia de la influencia de Washington todavía se puede observar en Asia Central, especialmente en Afganistán, es muy factible que en un futuro próximo que la cooperación apropiada entre los países de la región, haga desaparecer la influencia de los EE.UU.

Economía. ¿Hay que seguir la idea alemana de la autarquía (autosuficiencia) como se describe en los libros de Johann Fichte ( “espacio de negociación cerrado”) y Friedrich List ( “sistema nacional de economía política”) en la superación de diversos nacionalismos (ruso, kazajo, etc. .) y avanzar al nivel de la soberanía económica colectiva? ¿O deberíamos adherirnos a los conceptos de Nikolai Trubetskói y Petr Savitsky, que hablaron no sólo de las decisiones económicas favorables para Eurasia, sino también de un ideal humano universal que podría incorporar al mundo especial de un supranacionalismo eurasiático?

Pero si la fórmula oficial del proyecto de integración en curso en el marco de la Unión Euroasiática significa la integración económica, manteniendo la soberanía política y la garantía de la seguridad colectiva, a continuación, en el futuro eso debe ampliarse para incluir procesos de unificación política y social, incluidas las relativas al nivel a Public Diplomacy. Esto permitiría alcanzar el nivel de integración sistémica y el desarrollo de sus propias reglas del juego.

Como respuesta al reto de la globalización, es también es necesario: (1) estimular la producción para el mercado nacional, (2) utilizar el principio de subsidiariedad, (3) defender el comercio local de los estragos de las empresas transnacionales y las tarifas bajas, ( 4) fomentar la introducción de tecnologías ecológicas, y (5) forman un tipo de economía mixta.

No importa lo que pueda decirse acerca de las tecnologías de la información y la economía inteligente, los dos pilares de la producción serán siempre los alimentos y la energía. Sin comida, el buen funcionamiento de cualquier fuerza de trabajo es imposible, y sin los componentes de energía las fábricas, y el transporte se detendrían. Rusia y Kazajstán son productores y exportadores de trigo más grandes del mundo. Además, Rusia y Kazajstán poseen grandes reservas de hidrocarburos y materiales radiactivos y tienen la infraestructura adecuada para procesarlos. El componente de materia prima tiene un carácter ambivalente ya que Rusia y Kazajstán son considerados por Occidente como sus propios proveedores de petróleo y gas. A pesar de que el incidente en Japón, la energía nuclear seguirá teniendo un futuro prometedor y relativamente barato por largo tiempo. En relación con esto, los futurosintercambios deproductos agrícolas y de energía conferirán un nuevo papel y el nuevo estatusa la Unión Euroasiática. En este contexto, la adhesión de Rusia a la OMC es evaluado por muchos políticos y expertos rusos como un error.

Si volvemos al espacio post-soviético, vemos que Rusia, Bielorrusia, Kazajstán, Armenia y Kirguistán están experimentando la transición desde el marco de la Unión Aduanera al de la Unión Económica Euroasiática.

Grupos étnicos en los procesos políticos de la Unión Euroasiática. El tipo de enfoque se desarrollará en la resolución de cuestiones étnicas y culturales de los pueblos de la futura unión afectará a su éxito en gran medida. Sobre la base de la teoría de la Lev Gumilev, lo más probable es que seamos capaces de evitar los conflictos de tipo Huntington, aunque la aparición de intentos externos de agitaciónde conflictos étnicos y de desestabilización no se puede excluir.

Entre las estrategias no violentas para gestionar las diferencias étnicas se pueden mencionar las siguiente: (1) la integración y / o asimilación, (2) el control hegemónico, (3) el arbitraje (incluyendo una tercera parte en el proceso), (4) cantonización y / o federalización, (5) conciativismo o la separación de poderes. La primera opción fue probado en Europa occidental en una versión “humanizada” y se conoce con el nombre de la multiculturalidad. Su fracaso fue reconocido en 2010 por el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y la alemana Angela Merkel. Las variantes segunda y tercera son absolutamente inadecuadas en nuestro caso. La cuarta ha sido suficientemente estudiada por ejemplo en los países de Europa occidental, y no es en absoluto adecuada para las realidades del espacio eurasiático. El conciativismo, que a menudo se asocia con el corporativismo, es más interesante. Como han señalado algunos especialistas en derecho internacional, existen una serie de condiciones que ayuda a la eficacia del conciativismo. Estos son:

  • El aislamiento segmentario de las comunidades étnicas
  • Un equilibrio pluralista del poder
  • La presencia de las amenazas externas comunes a todas las comunidades
  • La lealtad común al estado
  • La tradición de élites complacientes
  • Igualdad socioeconómica
  • Pequeño tamaño de la población, que reduce las presiones políticas
  • Un sistema multipartidista moderado con partidos segmentarios

Críticos y oponentes. Hay una serie de políticos y expertos, principalmente de los EE.UU. y Europa Occidental, que ya han llamado a la creación de la Unión Euroasiática un intento de revivir el imperio soviético con un papel principal para Moscú como centro de toma de decisiones.

Analistas más perspicaces consideran esta iniciativa en el contexto de la situación internacional, el poder creciente de una serie de estados, y la geopolítica regional. Lauren Goodrich define el plan para la creación de una Unión Euroasiática como una restauración del Imperio Ruso “tanto como sea posible.” Él cree que, debido a circunstancias geográficas únicas, Rusia tiene fronteras sin protección y por lo tanto tiene que maximizar su territorio y crear profundidad estratégica en su “periferia”. Sin embargo, el experto estadounidense reconoce que la Unión Euroasiática no será una nueva copia de la URSS ya que Moscú han tenido en cuenta todos los errores asociados con el control. Por lo tanto. “Moscú influirá en la política exterior y de seguridad, pero no se hace responsable de una gran proporción de los asuntos internos de cada país.”

En este contexto el golpe de estado en Ucrania debe ser evaluado como un intento no sólo controlar el país, sino también como una herramienta para debilitar la integración euroasiática.

¿Qué estrategia? El proyecto mismo de la Unión Euroasiática requerirá una estrategia a largo plazo con contenido ideológico, así como la institucionalización de una nueva cultura estratégica que debe superar las contradicciones étnicas, nacionales, civiles y regionales que, en etapas históricas anteriores, fueron las causas para la aparición de conflictos.

Esta estrategia tiene que ser necesariamente una Gran Estrategia, ya que implica no sólo una gran escala geográfica y las reformas económicas en los estados que entran en la futura unión, sino también una fuerte reacción por parte de los países o bloques rivales estatales .

NOTAS:

1 Publicado originalmente en la web katehon.com y traducido y resumido por Inaki Irazabalbeitia de la versión en inglés publicada en http://www.defenddemocracy.press

Categorized | Internacional, Política

Txema García
Txema García
Txema García
Txema García
Txema García
Sebastião Salgado
Sebastião Salgado
Sebastião Salgado
Sebastião Salgado
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
"Homenage a Marcel Proust" Marisa Gutierrez Cabriada
"Homenaje a Federico García Lorca" Marisa Gutierrez Cabriada
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
“JAZZ for TWO”, José Horna
“JAZZ for TWO”, José Horna
"El origen del mundo" José Blanco
"El mal del país" José Blanco
Fotografía de José Horna
Fotografía de José Horna
"Lemoniz", Mikel Alonso

Autores