También ellas pintaron algo

Autorretrato de Lee Krasner. 1930


(Galde 17, invierno/2017). Begoña Muruaga. Aun las personas menos expertas en arte saben quién es Kandinsky, Picasso o Pollock. Por otra parte, quienes sepan algo de las corrientes surrealistas, expresionistas o modernas del arte habrán oído hablar de Max Ernst, Jean Arpo, André Breton. Eso me ocurrió en mi juventud. Leí libros sobre el surrealismo, el dadaísmo y otras corrientes artísticas, y conocí a algunos pintores cubistas, expresionistas y surrealistas. Sin embargo, jamás apareció ninguna mujer en aquellos escritos. Fue a partir del excelente libro de Witney Chadwick, Mujer, arte y sociedad (1992), que he ido descubriendo a mujeres artistas. Aparte de interesarme por su arte, comencé a indagar en sus vidas, y me di cuenta de que algunas habían vivido a la sombra de grandes pintores y escultores. Es por ello que me he animado a escribir este artículo, para compartir con quienes lean estas páginas mi admiración por esas mujeres a quienes el machismo imperante ha mantenido, y mantiene todavía, en la invisibilidad. El único mérito que durante años se les ha reconocido a muchas de ellas ha sido el de “musa”. Aún hoy se utiliza profusamente ese término. Sin embargo, detrás de muchas llamadas musas ha habido excelentes pintoras, escultoras y fotógrafas. No estaría de más, por otra parte, que el concepto de “musa”, tan utilizado a lo largo de la historia, fuera revisado.

Lee Krassner


Krassner, Lee (1908-1984). La pintora estadounidense Lenore Krasner nació en Brooklyn. Referente fundamental del expresionismo abstracto, Krassner se formó en la Women`s Art School, de Cooper Union, y en la National Academy of Design. Desde sus comienzos, estuvo empeñada en buscar una síntesis entre la forma abstracta y el contenido psicológico de la obra. Aunque comenzó a pintar a finales de los años 20, se conocen pocas obras de esa época. La más conocida de ese periodo es la titulada Self portrait. En 1937, empezó a recibir clases de Hans Hofmann (pintor expresionista alemán y figura clave de la época), y, aunque al principio se decantó por el cubismo, más tarde evolucionó hacia el expresionismo abstracto.
Tras conocer a Jackson Pollock en una exposición conjunta, ambos artistas se casaron, y permanecieron juntos hasta la muerte del pintor. A mediados de los 40, Krassner destruyó parte de su obra cubista y empezó a trabajar de una manera más instintiva. Artista inquieta y en permanente evolución, a lo largo de su vida pasó de un estilo a otro y utilizó distintos materiales y distintas técnicas pictóricas. Además, comenzó pintando en pequeños formatos, algo muy distinto a lo que hacían los expresionistas de la época, y posteriormente pasó a formatos más grandes.
Consciente en todo momento de las diferencias de trato que recibían hombres y mujeres artistas, en los años 40 y 50 firmó algunas de sus obras con las iniciales LK, para que los críticos no tuvieran en cuenta su condición de mujer ni se refirieran a ella como la esposa de Pollock. Si durante los años 40 y 50 fue un referente del expresionismo abstracto, en los 60 y 70 la obra de Krassner influyó en el arte posmoderno. Existe un catálogo razonado de la artista, en el que aparecen 599 obras.

Jacqueline Lamba


Lamba, Jacqueline (1910-1993). Pintora surrealista francesa, Lamba estudió en la Escuela Central de Artes Decorativas, donde se graduó en 1929. Allí conoció a Dora Maar, fotógrafa con la que mantuvo una estrecha relación de amistad. Lamba fue una mujer poco convencional en todos los sentidos: siempre le atrajo la política, militó en el Partido Comunista francés y, desde muy joven, se sintió atraída por el surrealismo. En 1934, conoció a André Breton (el padre del surrealismo) y, al poco, se casaron e iniciaron una intensa vida juntos, tanto política como artística. Visitaron Praga, las Islas Canarias y México, donde conoció a Trostky y estableció una profunda amistad con Frida Kahlo. En Tenerife, con motivo de una exposición surrealista, un periodista se deshace en halagos a Lamba, pero no por su arte, sino por sus “shorts bien exhibidos, sus muslos y piernas de nadadora y su grácil andar parisiense”. Pero no sólo los periodistas de la época trataban a las mujeres como objetos sexuales. El surrealismo, a pesar de ser un movimiento de vanguardia y rupturista con el arte de la época, fue bastante reacio a admitir en sus filas a las mujeres en condiciones de igualdad. Los surrealistas admiraban a las mujeres sobre todo por su “arrebatadora belleza”, como repetían una y otra vez. Ellos, sin embargo, eran “señores de las mujeres y del amor”.
Durante los años 40 Lamba expuso en numerosas ocasiones en París y Nueva York, así como en Londres y Tokio. Uno de sus cuadros más conocidos es Sans Titre, de 1943. Después de participar en 1947 en la exposición de la Galerie Maeght, de París, la artista abandonó el surrealismo. Tras un periodo de crisis, encontró la inspiración en las montañas de la Alta Provenza. Instalada en los Alpes, los últimos años de su vida dialoga con el entorno: el cielo, las montañas y los paisajes rurales son sus fuentes de inspiración, y eso se refleja en la serie Sources. La serie Villes, por su parte, refleja los paisajes urbanos de París. Jacqueline Lamba pintó durante más de cuarenta años y sólo estuvo casada 8 años con André Breton, pero para mucha gente es más conocida como musa y segunda esposa del padre del surrealismo que como artista.

Dora Maar


Maar, Dora (1907-1997). El año 1996 vi en París una exposición titulada Picasso y el retrato. Allí descubrí numerosos cuadros sobre las siete mujeres de Picasso, pero me llamaron especialmente la atención los de Dora Maar. Así las cosas, me interesé por esta mujer a la que mucha gente califica como atormentada y víctima de Picasso. Pintora cubista, fotógrafa y escultora francesa, Dora Maar nació en París y está registrada en la partida de nacimiento como Henriette Markovitch. Al parecer, Theodora fue un nombre que ella incorporó posteriormente. Comenzó sus estudios en la Academie Lothe, donde conoció a Henry Cartier-Bresson. Posteriormente, ingresó en L´Ecole de Photographie de la Ville de Paris y colaboró en revistas de moda. A finales de los años 20, Maar ya formaba parte del círculo surrealista. Amante del mundo de la alta costura, se movía como pez en el agua entre la burguesía de la época, pero, paralelamente, simpatizaba con partidos de izquierda. Buena prueba de ello son sus fotografías de la gente pobre y desarrapada de París, Londres y Barcelona, donde refleja la realidad social de la época.
Dora Maar experimentó con el collage, el fotomontaje y la sobre-impresión y realizó excelentes fotografías surrealistas. También realizó cuadros cubistas, pero ha pasado a la historia por su relación con Picasso. Conoció al pintor el año 1936 y fotografió el proceso de realización del Guernica,y, aunque su relación con Picasso sólo duró ocho años, se habla más de ella como musa del pintor que por sus sugerentes y espectaculares fotografías.

Gabriele Muenter


Münter, Gabrielle (1877-1962). Pintora expresionista alemana y fotógrafa, ingresó siendo joven en la Escuela de Arte femenina de Düsseldorf, pero pronto se aburrió de las enseñanzas de la escuela y pasó a la Escuela Phalanx, donde conoció a Vasily Kandinsky. Tras ese encuentro, iniciaron una relación que duró algo más de diez años. Münter es uno de los principales referentes del expresionismo abstracto de primeros del siglo XX. Autora de una extensa obra pictórica, los cuadros de Münter destacan por su variedad y sus vivos colores. Algunos de los más conocidos son Paseo en barco y varios autorretratos, pero destacan también los paisajes de Murnau, ciudad en la que vivió con Kandinsky y a la que volvió durante los últimos años de su vida. Münter empezó a desarrollar a primeros del siglo pasado un estilo abstracto propio y participó,junto con Kandinsky, en la creación de la “Nueva unión de artistas de Múnich”, que incluía a un grupo de artistas que se reconocían como Der Blaue Reiter.
A partir de 1920, Münter vivió alternativamente entre Colonia, Múnich y Murnau, un pequeño pueblo donde había comprado una casa, y dejó de pintar temporalmente. Pero tras un viaje a París, retomó su actividad creadora. En 1932, y de vuelta a Murnau, empezó a pintar flores y obras abstractas. Durante la Segunda Guerra Mundial escondió más de 80 obras de Kandinsky y de otros pintores para que los nazis no se apropiaran de ellas. Mucha gente la conoce más por ese hecho que por su propia obra. En este recorrido que estoy haciendo por artistas surrealistas y expresionistas, la obra de Münter me ha llamado poderosamente la atención por su colorido.

sophie taeuber


Taeuber-Arp, Sophie (1889-1943). Sophie Henriette Gertrude Taeuber fue una pintora y escultora suiza. Sophie estudió Artes aplicadas en Zurich, y en esa escuela aprendió a romper las fronteras entre arte y artesanía, así como el valor del trazado geométrico. Profesora de Diseño Textil y Técnicas en la Escuela de Artes Aplicadas de Zurich, fue allí donde exploró la relación del color con la forma. También hizo experimentos pioneros en el fotomontaje.
Sophie Taeuber y Jean Arp (quien posteriormente sería su esposo) empezaron a trabajar juntos en 1915, haciendo collages, bordados y tejidos con motivos muy atrevidos. Como tanto ella como él sentían cierto desprecio por la pintura tradicional, utilizaron todo tipo de materiales para sus cuadros y esculturas: tela, papel, madera… Pero Sophie no se quedó ahí, ya que trabajó como diseñadora, escenógrafa, dibujante y arquitecta, entre otras cosas. A pesar de ser una participante activa en el grupo Dadá de Zurich y de haber realizado numerosos montajes para el Cabaret Voltaire (centro alrededor del cual se movía el dadaísmo), su presencia en los libros de historia del dadaísmo es escasa. El movimiento Dadá le dio a Sophie libertad para hacer lo que quisiera como quisiera. En el período 1915-1940, Sophie Taeuber fue un personaje fundamental en todos los movimientos artísticos de la época, y así lo reconocieron las vanguardias de entonces. Artista polifacética donde las haya, el círculo de amigos de Sophie incluía a Sonia Delaunay, Robert Delaunay, Joan Miró, Vasily Kandinsky y Marcel Duchamp.

Dorothea Tanning


Tanning, Dorothea (1910-2012). La pintora, ilustradora, escultora y escritora estadounidense Dorothea Tanning nació en Galesburg (Illinois) y se formó en el Instituto de Arte de Chicago. Empezó a experimentar con la pintura impresionista, pero destacó en sus inicios por el diseño publicitario. La exposición Arte fantástico, Dadá y Surrealismo (1936), del Museo de Arte Moderno de Nueva York, marcó totalmente el rumbo de su vida. Ese hecho le hizo trasladarse a París en 1939. Pero la capital francesa estaba vacía. Europa estaba a las puertas de la Segunda Guerra Mundial y muchos intelectuales habían iniciado la huida. Interesada por los movimientos artísticos de la época, a primeros de los 40 se dio a conocer como pintora surrealista. Paralelamente, trabajaba como artista comercial. Uno de sus cuadros más conocidos es el titulado Birthday, en el que aparece vestida con un atuendo teatral que deja al descubierto sus senos. Se trataba de su segundo o tercer cuadro surrealista, y por el que la conoció Max Ernst, figura fundamental del movimiento surrealista y dadaísta. Tras su encuentro, ambos se casaron, y permanecieron juntos hasta la muerte de Ernst (1976). El periodo más surrealista de la artista fueron los años 40 y principios de los 50, donde sus cuadros reflejan escenas realmente inquietantes. De esa época son Maternity y Eine Kleine Nachtmusik, dos de sus cuadros más conocidos. Pasó los últimos años de su vida dedicada a la literatura y a la ilustración. Publicó varios libros de poemas, una novela y sus memorias.
Hay quien se pregunta si estas mujeres hubieran tenido la proyección (escasa a todas luces) que tuvieron de no haber sido parejas de pintores y escultores famosos. Nunca lo sabremos, porque la sociedad que les tocó vivir las discriminó y les asignó un papel subalterno que todas ellas se negaron a aceptar. Creo, más bien, que hay que pensar en la cantidad de obras que las mujeres no han podido realizar a lo largo de la historia porque nunca han tenido las mismas oportunidades que los varones y el mismo apoyo que ellos tienen de las mujeres, y luchar por que eso cambie.

Categorized | Cultura

“LIKE”. Eduardo Nave
www.eduardonave.com
“LIKE”. Eduardo Nave
www.eduardonave.com
Alfredo Sabat, Argentina
Bonill, Ecuador
Eugenia Nobati, Argentina
Irene Singer, Argentina
Txema García
Txema García
Txema García
Txema García
Txema García
Sebastião Salgado
Sebastião Salgado
Sebastião Salgado
Sebastião Salgado
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
"El instante decisivo" Iñaki Andrés
"Homenage a Marcel Proust" Marisa Gutierrez Cabriada
"Homenaje a Federico García Lorca" Marisa Gutierrez Cabriada
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
"Mujeres del Karakorum", Mikel Alonso
“JAZZ for TWO”, José Horna
“JAZZ for TWO”, José Horna
"El origen del mundo" José Blanco
"El mal del país" José Blanco
Fotografía de José Horna
Fotografía de José Horna
"Lemoniz", Mikel Alonso

Autores